Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Internet también ayuda a los fumadores

Sábado 08 de marzo de 2008
SEGUIR
LA NACION
0

¿Qué es un fumador? Un fumador es alguien que quiere dejar de fumar.

Salvo contadas excepciones, todos los que hemos padecido esta adicción tiránica y destructiva sabemos cómo daña nuestra calidad de vida. Y sabemos lo extremadamente difícil que es abandonar el cigarrillo.

Pasados los 30, cuando empezamos a sentir sus efectos funestos, nos levantamos cada mañana con muchas ganas de fumar y con muchas ganas de no volver a fumar nunca más. Pero suele ganar el tabaco.

Por eso, una de las mejores cosas de abandonar el cigarrillo es no volver a pensar "tengo que dejar de fumar". Los beneficios en nuestra calidad de vida -y la de nuestros familiares y amigos- suelen, sin embargo, opacar esta sensación de libertad.

Respiramos de nuevo, dormimos mejor, y estamos llenos de energía. Ya no hedemos. Según nos dicen, también viviremos más años. Pero, sin duda, el sentirse por fin liberado del tabaco es una de las experiencias más placenteras de dejar de fumar.

Pero no es fácil. La nicotina es una de las sustancias más extraordinariamente adictivas que conoce el hombre. Aunque el no fumador suele afirmar con desprecio que quienes no abandonan este hábito lo hacen por falta de voluntad, las cosas son neurológicamente muy diferentes. No se trata de un hábito, se trata de una adicción.

La ayuda global

Todo fumador sabe que aunque se puede abandonar el cigarrillo, la adicción permanece allí, agazapada. Si no somos conscientes de que robar tan sólo una pitada puede despeñar años de salud y libertad, el tabaco nos hará el día menos pensado una jugada fatal.

Así que no sólo es cuestión de dejar de fumar, sino también de no volver a caer. Y para ambas cosas hacen falta mucha ayuda y apoyo.

¿Dónde entra la tecnología aquí? Bueno, para cientos de miles de personas Internet y las computadoras han sido el factor decisivo para vencer el tabaco y mantenerse a salvo de las derrotas, que acechan en cada fiesta, en cada cóctel, en cada Navidad y Año Nuevo, en cada vacación.

Uno de los programas más útiles que hemos visto para la persona que está intentando dejar de fumar es el Quitómetro ( www.quitometro.org ), un software español gratis que nos informa cuánto hace que dejamos de fumar, cuántos cigarrillos no hemos fumado desde entonces, cuánto dinero nos hemos ahorrado y la cantidad de nicotina y alquitrán que le evitamos a nuestro organismo. Por ejemplo, una persona que fuma 20 cigarrillos por día habrá gastado en un año casi 1400 pesos y habrá inyectado en sus pulmones más de 300 gramos del cancerígeno alquitrán.

Pero estos números, que alientan a persistir en el intento de dejar el tabaco, son sólo la mitad de la historia del Quitómetro . Tan importante como sus estadísticas vitales es su comunidad. En la pestaña Foros del programa hay un popular y siempre activo grupo de personas, en su mayoría de España aunque también se ven argentinos, que están constantemente dispuestos a despejar dudas y dar apoyo al que atraviesa una crisis de abstinencia o dio un paso en falso en la dolorosa escalada hacia la vida sin humo.

Después de España, con alrededor de dos millones de visitas desde la fundación del sitio, la Argentina es el país que más participación tiene en la comunidad de Quitómetro (150.000), seguida por México (134.000).

El programa reside en la barra de sistema (donde está el reloj de Windows) y el que está en la dura batalla contra el cigarrillo puede en cualquier momento del día o de la noche darle un clic para ver sus avances, dejar una consulta en el foro o entrar en el chat.

En nuestro país, los sitios www.dejadefumar.com.ar (de los laboratorios Pfitzer) y www.dejardefumar.com.ar (sólo hay una letra de diferencia) también ofrecen recursos, información y, en el segundo caso, un foro para asistir a la persona que ha decidido que fumar parecía un placer, pero en realidad era una enfermedad.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas