Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El costo de vida: los valores deberían retrotraerse a enero

Fijaron precios para trece cortes populares de carne

Economía

El Gobierno anunció un acuerdo con frigoríficos, carniceros y el sector de la comercialización

Tras varias semanas de infructuosas negociaciones con industriales y comercializadores, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, quien había asumido el desafío de "ajustar" los precios de la carne, se salió con la suya: anunció un "acuerdo" que establece el precio de referencia para 13 cortes de alto consumo, lo que significa una vuelta a los valores de enero pasado. En concreto, el convenio define los precios al mostrador para cortes que, en su mayoría, son del cuarto delantero del vacuno, el precio de la media res a la salida del frigorífico y un valor "indicativo" para las diferentes categorías de hacienda en pie, a pesar de que la producción primaria no firmó el documento.

Después de meses de tensión entre las partes y de la denuncia pública de anteyer por la intimación de Moreno que habría recibido la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra, que ayer terminó firmando), el Gobierno apuró la medida para contener la suba del costo de la carne al público, que amenazaba con impactar en el índice de la inflación. El presupuesto nacional prevé para este año un alza general de precios del 9,6 por ciento.

A partir de hoy, el kilo de asado debería venderse a $ 10,01; la carnaza común, a 7,09; la nalga, a 14,20; el bife ancho, a 12,56; la entraña, a 12,03; el matambre, a 12,40 y la cuadrada, a 11,94 (valores asignados a cortes de ternera, de entre 280 y 300 kilos). Esto se correspondería con una cotización de la media res de $ 7,86, incluido el IVA.

Un testigo directo de la operatoria del Mercado de Liniers opinó que el documento firmado no tiene sentido pues "no baja la presión del consumo interno y no hay hacienda suficiente", por lo que es un artificio pretender la contención de los precios. Las razones de esta escasez de oferta son conocidas: la presión agrícola sobre tierras que antes eran ganaderas y la sucesión de sequía persistente y heladas tempranas que quemaron los pastos, lo que obligó a malvender en enero hacienda sin terminar. "Un novillo no se puede fabricar apretando una tecla de la PC", graficó.

Esta apreciación coincide con la de los dirigentes rurales, quienes, según trascendió, en algún momento fueron consultados por Moreno, aunque después su opinión fue descartada por el secretario porque "nadie los necesita para firmar esto", habría dicho.

El acuerdo se firmó a las 12, pero sólo se hizo público cuando las cámaras de televisión le aseguraban a Moreno la puesta en escena que buscaba. Expuso los términos del convenio junto con el secretario de Agricultura, Javier de Urquiza, quien habría instado a los frigoríficos a demorar su adhesión formal. Fuentes del Ministerio de Economía explicaron la ausencia del Ministro de Economía, Martín Lousteau, en el anuncio, pues había estado en la negociación previa.

El acuerdo comenzó a gestarse a las 19 cuando un asistente de Moreno recibía a los convocados en la explanada de la Casa de Gobierno y les tomaba lista. Entre ellos, se presentó Miguel Schiariti, presidente de Ciccra, el hombre que un día antes había denunciado a Moreno y quien ayer llevaba la mano vendada por haberse enfrentado con otro directivo de la misma entidad que pretendía sustituirlo en el diálogo con el secretario. Además, estuvieron en el anuncio representantes de la Unión de la Industria Cárnica Argentina (Unica), la Cámara Argentina de la Industria Frigorífica (Cadif), la Cámara de Frigoríficos de Santa Fe (Cafrisa), el Consorcio de Exportadores de Carne (ABC), la Asociación de Supermercados (ASU), la Cámara Argentina de Supermercados, la cámara de supermercados chinos y el Centro de Carniceros de la Capital Federal.

Varias de las fuentes consultadas admitieron que este "acuerdo" tiene mucho de unilateralidad, lo que coincide con el estilo de Moreno, dado que cuando no consigue mantener el cauce de las negociaciones termina por imponer su criterio. Opinaron las fuentes que es mucha la distancia entre la realidad -la escasa oferta de hacienda- y la necesidad del Gobierno de controlar los precios. Y agregan que falta un largo camino por recorrer para llegar a un consenso sobre un plan de desarrollo de la ganadería a futuro que asegure el abastecimiento del mercalo local sin desaprovechar la oportundiad de la sostenida demanda externa. .

Por Analía H. Testa y María Martini De la Redacción de LA NACION
TEMAS DE HOYCristina KirchnerEl caso de Lázaro BáezElecciones 2015Torneo Primera División