Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Mi mundo público

Desde su aparición, hace unos cuatro años, los blogs crearon un espacio con reglas y pulso propio: la blogósfera, un lugar en el que la información se comparte y circula a gran velocidad. Bienvenidos al mundo de los bloggers

Domingo 16 de marzo de 2008

De repente aparecieron. Surgieron y se multiplicaron. Son infinitos. Variados. Multifacéticos. Y, unidos, son poderosos. Son los blogs, esos espacios virtuales, personales y a la vez públicos que, conectados unos con otros, conforman un universo con nombre y pulso propio: la blogósfera. Pero el blog es, ante todo, una herramienta al servicio de quien la necesite para el fin que sea. Puede ser un diario personal, como aquellos primeros que aparecieron en 2003. Puede ser un medio de reflexión, de información, de denuncia o lo que quiera hacer de él su creador.

María Candelaria Shamun vive en Núñez. Para llegar a su trabajo en el centro intentaba tomar cada mañana el tren del ex ferrocarril Mitre en la estación Rivadavia. Hasta que se cansó. “Venían atestados de gente y era imposible subir. Y, cuando quizás lo hacía, se suspendía el servicio. Todos nos quejamos, protestamos, llegamos mal al trabajo, pero la queja queda ahí, muere en el vagón. Comencé a hacer denuncias a la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), pero nunca tuve más respuesta que una carta modelo”, cuenta Candelaria, de 26 años. Y como la acción off line nunca dio resultado, probó suerte con la dinámica on line: “Yendo hacía Bahía Blanca con mi marido y mi mamá, surgió en el auto la idea de hacer el blog y de bautizarlo de la manera más gráfica posible: Viajé como el orto. Mi mamá sugirió que lo suavizara un poco, pero es una frase que representa a cualquier usuario de un medio de transporte de Buenos Aires. Y sabía que eso iba a generar mayor adhesión de la gente para que la protesta no quedara en la nada”. En abril de 2007 apareció por primera vez, acompañada por una acción difusora artesanal: Shamun mandó hacer cientos de calcomanías que fue pegando en diferentes medios de transporte. “Menos arriba de señalizaciones o cosas que son importantes, pego donde venga”. De esta manera, la gente comenzó a sumarse, hasta llegar a convertirse también en cronistas y en “ojos atentos” para el blog. “Es una forma de tener mayor control por parte de los usuarios. Si metemos presión y se sienten controlados, no les va a ser tan fácil. Van a seguir haciendo lo que quieran, pero van a estar vigilados.”

Fue por intermedio de los blogs del periodista Lalo Zanoni ( www.eblog.com.ar ) y de 3.0 Periodismo Argentino en Blog ( www.3puntocero.com.ar ) que Shamun accedió a esta locura fractal bloguera: “Lo bueno de los blogs es eso: que genera redes. Se recomiendan, se difunden, y así se va desperdigando la información”.

–¿Te parece entonces que por intermedio de los blogs se va armando una suerte de poder ciudadano?

–Sí, a full. Con Julián de Souza, que tiene un blog que se llama Como Vacas ( www.comovacas.blogspot.com ), y con Daniela Hacker, de Noticias de Consumo ( www.noticiasdeconsumo.com ), hicimos algo más grande, que dimos en llamar BUC: Blog de Usuarios y Consumidores. Allí escribimos de vez en cuando cosas comunes y las colgamos.

Y no son los únicos espacios de protesta en la blogósfera. Hay muchos más, en un intento de los usuarios por tomar el control de una situación que se les escapa de las manos y para la cual el blog es la herramienta más accesible. De hecho, gracias al blog, Candelaria logró que se restituyeran siete ascensores en diferentes líneas de subtes y que se reemplazaran varias de las mangueras contra incendios, entre otras cosas.

Una constelación

Rafael Cippolini es ensayista, curador independiente de artes visuales y, desde hace un año, un bloguero activo en todo sentido: no sólo postea en forma periódica en su espacio, www.cippodromo.blogspot.com , sino que linkea, recorre, visita otros espacios e interactúa con otros bloggers. O sea, hace todo lo que tiene que hacer un usuario para hacer de su lugar un blog y pertenecer a la blogósfera.

“Si bien los blogs tienen una producción individual, pienso que funcionan en constelación porque lo hacen a partir de nodos en los que se va tejiendo una red interrelacionada por un sistema de linkeos: una autopista con postas. Uno siempre conoce un blog a partir de otro blog”, explica el ex editor de la revista Ramona. “En 2006, que es para mí el año en el que estalló la blogósfera, comencé con Cip­podromo ( www.cippodromo.blogspot.com ) a escribir, aprender y analizar desde adentro lo que es un blog. Se da por sobreentendido lo que es, pero las definiciones van cambiando constantemente, a medida que va mutando la blogósfera.”

–Entonces, ¿qué es para vos hoy un blog?

–Hay tantas definiciones como usuarios. Pero últimamente estuve pensando mucho que lo que más se le aproxima como una característica que lo define es la periodicidad. Los blogs a los que más les presto atención son aquellos que tienen al menos un posteo semanal. Obliga todo el tiempo a poner una información en órbita, y ése es un desafío. Si no se actualiza, el blog queda momificado. Y si un blog queda inmóvil, deja entonces de ser un blog para convertirse en otra cosa: una plataforma inactiva, un archivo, un álbum de fotos. Porque la blogósfera es dinámica, es movimiento perpetuo, mutación constante.

Para el periodista deportivo Marcelo Gantman, otra de las características que podrían ayudar a construir una lectura del blog es que, ya seas conocido o no, “siempre hay alguien que lo lee; alguien siempre llega a eso que hiciste. Por eso genera tanta satisfacción, y es por eso que tiene tanto poder, porque permite una relación de llegar por contactos. Es un modo de vincularse muy característico de esta época. La gente comenta sobre aquello que encuentra; opina, interviene y se manifiesta sobre cosas que pasan en una comunidad. Para que un blog tenga éxito tiene que estar conectado con otros, porque eso es lo que le da, entre otras cosas, accesibilidad y su carácter de público y abierto” .

–¿Por qué decidiste comenzar tu blog Ya Dimos ( gantmanblog.com )?

–Lo que en un principio me atrajo fue que es algo muy libre. También, porque escribir algo y verlo enseguida publicado es ya muy expresivo de por sí. Soy periodista, y descubrí que era un lugar que podía utilizar como quisiera: como un borrador de artículos para medios tradicionales o para la radio. Me resultó un canal de expresión muy interesante y muy lindo. Luego comencé a utilizarlo para cosas que no tenían que ver directamente con mi trabajo. Y ahora es casi una cita diaria para escribir aquello que pienso, me pasa o veo. Me da una gran satisfacción sólo el hecho de hacerlo sin importar tanto si alguien lo lee o no.

¿Se acabó la primicia?

Julián Gallo y su novedoso blog Mirá! ( www.juliangallo.com.ar ) junto con el Blog de Pablo Mancini ( www.pablomancini.com.ar , blog de cultura tecnológica), son dos de los más citados y visitados de la blogalaxia. Recorren la Web, buscan, encuentran, recortan y presentan información con una mirada original y con mucho para decir al respecto. La información está disponible para todos. El desafío de la blogósfera es que tengas algo atractivo que decir al respecto.

“Mi blog consigna cosas que me llaman la atención y que considero que son de valor para otras personas. El proceso de hacerlas públicas me hace responsable de que la tarea sea realizada con seriedad. Con el tiempo, Mirá! ha constituido una audiencia de la cual soy parte además de autor. Esa audiencia busca algo que no está en los diarios, ni en la televisión ni en las conversaciones de todos los días: es lo que busco yo. El conjunto de las cosas que publico muchas veces muestra que hay cosas asombrosas en el mundo, gente notable, maravillas. Detrás de esa tarea, todos mis descubrimientos han sido buenos; las cosas y la gente que lee y comenta”, explica Gallo.

–Ya que mencionás los medios tradicio-nales de información, ¿cómo ves la relación de unos con otros?

–Los blogs son un medio en sí mismo que afecta a todos los medios: a los comunicados escolares, las campañas políticas, la comunicación corporativa, publicitaria, institucional y, finalmente, a los individuos. Pronto, hacer o no hacer un blog será igualmente elocuente. Pero los medios (especialmente los diarios) malinterpretan todo. Hay diarios que prohíben a sus periodistas tener blogs; otros los estimulan, pero a la vez los condicionan hasta que los blogs de sus periodistas son sólo una mímica, algo que parece un blog, pero que no lo es. No se trata entonces de sustitución de un medio por otro; los blogs no reemplazan nada, pero los blogs afectan (afectarán) a todo.

“Es verdad que los medios tradicionales se están bloggerizando cada vez más, pero son de otro tipo: no son espontáneos y sólo tienen en común con la blogósfera la herramienta técnica”, explica el periodista Leandro “Lalo” Zanoni, de www.eblog.com .

La constelación tiene vida, dinámica y preocupaciones propias que pocas veces quizá llegan a los medios. A fines de enero, el diputado Claudio Morgado intentó lanzar un proyecto de ley del canon digital, una suerte de impuesto a los productos digitales como indemnización a los artistas por posibles pirateos. La blogósfera tembló, aulló, protestó y generó un debate que aún hoy está en el teclado de muchos. Poco de este tema llegó a los grandes medios. “La blogósfera es una red viva que depende de la gente que interactúa allí, pero es un termómetro totalmente ignorado por los medios tradicionales. No toman ese pulso”, agrega Zanoni.

“Creo que uno de las mayores influencias de los blogs en los grandes medios es, cada vez más, la aparición de la subjetividad”, agrega Cippolini: “Los diarios tienen más columnistas, más notas en primera persona. El compartir información y la primera persona son el motor del blog: enseguida, esa información está opinada y compartida. Eso molesta porque anula la primicia. En Internet ya no interesa quién tuvo la posta, sino la mirada que se tenga de esa información.”

Por Constanza Guariglia

revista@lanacion.com.ar

De la escuela a Internet y de Internet a la escuela

La ORT Argentina agregó a su Campus Virtual una red de blogs por intermedio de los cuales armaron una net de consultas para la comunidad escolar. Cada curso, taller, actividad extracurricular, evento especial, clase, orientación, etc, tiene su blog. En cada uno de ellos, y a partir de asignaturas especiales, los chicos producen, arman y editan desde su “subblog” aquello que hicieron con sus compañeros y lo comparten con el resto de la escuela. De esta manera, el aula deja de ser un ámbito cerrado en el que el profesor dicta y el alumno copia. “Ahora, los docentes y los alumnos trabajan todos juntos”, explica el profesor Guillermo Lutzky, director del Campus Virtual. A partir del uso de esta red de redes, lo que Lutzky quiere llevar adelante es una alfabetización digital: “Aprender no sólo a manejar las herramientas, sino a encontrar y procesar la información de la mejor manera posible; y, fundamentalmente, trabajar en red. Es importante que el alumno entienda que todo lo que «cuelga» en Internet es su responsabilidad”.

A la vez, esta red de redes ofrece un servicio para los padres, ya que están siempre al tanto de las actividades de sus hijos en la escuela, ayuda a que los diferentes cursos se relacionen entre sí y, también, le da un empujón a aquel chico tímido que quizás en clase no se anima a hablar. El 98 por ciento de las cosas que los chicos hacen en los blogs las hacen desde su casa. “¿Qué logramos con esto? Extender la escuela y sacarle a Internet el uso exclusivamente recreativo.”

Los chicos ya no se van a la biblioteca a investigar para un trabajo: usan Google. La información está ahí, disponible, y lo que esta “subblogósfera” intenta hacer es acercar la información a los alumnos de una manera en que se sientan protagonistas. “Ya no se pueden copiar porque no alcanza con copiarse. Tienen que hacer producciones propias y presentarlas en la red, un espacio público y abierto, no sólo para la comunidad escolar, sino para el mundo.”

La Web 2.0 sustentable

El Viaje de Odiseo ( www.elviajedeodiseo.com ) es el blog experimental de una consultora de comunicación especializada en nuevos medios e interesada en el desarrollo sustentable: “Nos interesaba investigar las herramientas de la Web 2.0 como canal para comunicar ese mensaje”, explica María Noel Alvarez, integrante del equipo liderado por Ernesto van Peborgh y que es una mixtura de periodistas, editores, psicólogos, dibujantes, publicistas y escritores. “Fuimos creando una microaudiencia de cien lectores por día, quienes encuentran desde informes rigurosos sobre los beneficios y perjuicios de los biocombustibles o datos interesantes sobre las últimas tendencias en la Web, hasta reflexiones con humor sobre cómo incorporar hábitos amigables con el medio en la vida cotidiana y no morir en el intento. Nuestro mayor desafío es encontrar una manera simple de comunicar un concepto urgente: el desarrollo sustentable. En nuestra faceta «agencia de comunicación» hacemos consultoría a empresas que desean incorporar estos conceptos a sus procesos y quieren empezar a comunicarse con su público de una manera más horizontal, a través de la Web.”

El concepto de Web 2.0 surgió en 2004 para definir y englobar una nueva etapa de la red de redes. Una web basada en comunidades de usuarios en la que el intercambio rápido de información, la interacción y la colaboración entre unos y otros es (entre muchas otras características tecnológicas) el eje de su existencia. En ella, los blogs son una parte fundante y fundamental. No hace falta más que saber cómo manejar un webmail para poder armar un blog, lo que los hace accesibles para cualquier persona que tenga a mano una computadora y ganas de decir algo. Algunas de las plataformas más utilizadas son Blogspots de Google ( www.blogger.com ) y Wordpress: ( www.wordpress.com).

Te puede interesar