Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Se profundiza el enfrentamiento entre el Gobierno y el campo

El ministro de Economía se mostró en "desacuerdo" con la manifestación y dijo que la medida es una "injusticia"; “Lousteau debería cursar la materia de economía agraria”, retrucó Buzzi

Jueves 13 de marzo de 2008 • 09:31
0

El paro del campo comenzó esta mañana en medio de renovados cruces entre el Gobierno y entidades del sector por el aumento a las retenciones a algunos granos anunciado anteayer.

El ministro de Economía, Martín Loustau, se declaró hoy en "desacuerdo" con la protesta de dos días declarado por los productores agrarios y consideró que la medida de fuerza es una "injusticia".

"Estoy en desacuerdo con este tipo de manifestaciones. Cualquiera que se asoma al interior, sabe cuál es la situación del campo", criticó Loustau, en declaraciones a radio Del Plata. "Asemejar la situación actual con la de fines de los 90 es una injusticia", añadió.

En sintonía, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, calificó hoy de "desmesurado" el paro y fundamentó la medida oficial en un "criterio redistributivo" para "garantizar" que las ganancias del sector se compartan con "todos los argentinos".

Fernández dijo esta mañana sentirse "un poco azorado" por la huelga de los productores agrarios que comienza hoy, y les pidió que admitan que "ganaron mucha plata" y que "el Gobierno los ayudó mucho no sólo con el gasoil subsidiado sino también con la devaluación".

El jefe de Gabinete, en diálogo con radio América, señaló que "cuando uno los escucha hablar" a los productores "pareciera que ellos siempre ponen", y no reconocen que "han logrado una rentabilidad impresionante".

A estudiar. La réplica llegó desde la Federación Agraria Argentina (FAA). "El ministro Lousteau debería cursar la materia economía agraria. No entiende de lo que está hablando", dijo con dureza a TN el titular de la entidad, Eduardo Buzzi.

"El campo dice basta", sostuvo para justificar el paro y desmentir el fundamento oficial que dice que las retenciones se aumentan para bajar los precios internos de los alimentos básicos. "La soja no impacta en la vida de los alimentos".

Buzzi destacó que la protesta no es sólo contra el aumento de los derechos de exportación sino porque existe "una política agropecuaria equivocada" y porque es necesario "un Estado inteligente que produzca más leche, más carne y más trigo".

"La pelota está en el campo del Gobierno. Si hay reacciones podemos sentarnos a conversar cuando quieran", indicó el dirigente de FAA, que agregó que la protesta podría prolongarse a la semana que viene, lo que traería problemas de abastecimiento en algunos productos.

"Esto es claramete recaudatorio, no tiene otro objetivo", denunció Buzzi. "La única previsibilidad que existe es la de la recaudación. Van a seguir recaudando fortunas".

Por otro lado, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, afirmó hoy que el ministro de Economía "cree que la soja es el enemigo de la Argentina" y advirtió que las autoridades gubernamentales "tienen mala memoria y eso molesta mucho" a los productores agropecuarios.

"Es mala la postura del ministro (Lousteau) de creer que la soja es el enemigo de la Argentina", indicó Llambías a radio Continental y remarcó que "muchas de las mejoras que tuvo el país en los últimos años, se debieron al avance de la agricultura, en momentos en que la industria no estaba y el país tenía un déficit enorme".

"Tienen poca memoria y esto molesta mucho", puntualizó el titular de CRA, quien añadió que "el campo soportó políticas que han hecho que se maten los vientres". Explicó que "hoy se come carne sin duda de mala calidad", porque señaló que "se consume vaca, que se la vende como novillo".

Preocupante. En tanto, desde la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro), otras de las cuatro entidades que lleva adelante la protesta, llegaron nuevos cuestionamientos al aumento a las retenciones.

"Es una resolución realmente preocupante. Cada dos camiones de granos que se exportan, uno va al Estado en concepto de retenciones. Con los otros dos camiones hay que hacerse cargo de los costos y los impuestos internos", graficó Fernando Gioino en declaraciones a radio América.

Enseguida, el dirigente defendió la medida de fuerza que llevan adelante, además de Coninagro, la Sociedad Rural Argentina (SRA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y la FAA y que afecta la comercialización de granos, carne y leche. "Uno a veces es reticente a las protestas, pero las propuestas no alcanzaron", señaló.

Por otra parte, evaluó el margen de ganancia del sector. "Si bien algunos dicen que se sigue ganando, esta ganancia no es motivante para un sector que después de la crisis hizo un esfuerzo tremendo", puntualizó.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas