Un esquema de precios máximos - LA NACION Un esquema de precios máximos - LA NACION
0

Un esquema de precios máximos

Por Teo Zorraquín y Alejandro Meneses Para LA NACION
0
15 de marzo de 2008  

A partir de los anuncios realizados por el ministro de Economía, Martín Lousteau, modificando las reglas de juego del sector agropecuario, se desprenden emociones varias. Cuando se puedan superar algunas sensaciones como el enojo o la frustración de los productores agrícolas, deberá volver a pesar la racionalidad y la toma de decisiones al que obliga este cambio de escenario. Para ello puede ser útil recorrer algunas consecuencias posibles e imaginar decisiones a tomar a partir de ellas.

Si bien con distintos valores, el nuevo sistema genera en la práctica un esquema de precios máximos. Es decir, si algún grano supera en el mercado internacional ciertas cotizaciones, por más que su valor sea infinito, el valor que se verá en nuestro país como máximo se parecerá bastante a los 280 US$/tn en trigo, 170 US$/tn en maíz, 300 US$/tn en soja y 300 US$/tn en girasol.

La posible evolución de los precios locales depende de cómo salió cada grano en "la foto" al momento de aumentarse las retenciones. En aquellos granos que tenían valores cercanos al techo descripto, como soja y girasol, el recorrido posible de precio que les queda es negativo o mínimo. En los otros, como trigo y maíz, dado que se ubican todavía lejos de ese nuevo precio máximo fijado por el gobierno, la posibilidad de aumento del precio interno ante una suba del mercado internacional es mayor.

Por eso la primera reacción del mercado fue una baja de la soja y el girasol y una suba del maíz y el trigo. Poco que ver con este aumento tiene la escasa disminución de los derechos de exportación de los cereales y mucho con la distancia entre el precio actual y el nuevo precio máximo.

Más dudas

Uno de los argumentos esgrimidos por el ministro Lousteau es la previsibilidad que estas medidas le dan al negocio, ya que estas reglas de juego se mantendrían durante cuatro años. Aquí vale hacerse algunas preguntas. Las restricciones o el cierre de las exportaciones han sido una herramienta para limitar los precios internos, lo que ha ocurrido últimamente con el trigo. ¿Se comprometerá el Gobierno a abrir el registro de exportaciones de todos los productos, sin cuotas, por cuatro años también?

Si los precios de los cereales (maíz y trigo) salen de la franja media de precios y se acercan a los máximos, el trigo tendría un valor de 280 US$/tn y el maíz 170 US$/tn, muy superiores a los actuales. ¿De ocurrir esto, se mantendrán las reglas de juego a pesar de la presión sobre el precio del pan, los pollos y la carne?

Si bien nunca hay un momento oportuno para una medida de estas características, se puede mencionar que algunos son menos oportunos que otros. Esto está determinado por la dispar ventaja para acomodarse a la nueva coyuntura dada a los distintos actores de la cadena. Se sabe que los períodos de cosecha, como el actual, generan bajas coyunturales de precios.

Momentos

Las medidas aplicadas traerán incertidumbre a todas las partes (vendedores, compradores locales, exportadores) y, cuando esto sucede, los que compran se toman un margen extra, por las dudas. Si en ese momento los productores están obligados a vender, queda claro que sería muy distinto el efecto si la medida se tomara en momentos donde las fábricas necesitaran mercadería y los productores estuvieran vendiendo los excedentes de la campaña.

La inteligencia muchas veces plantea la tentación de la simplificación. El Gobierno trata de cambiar, a través de una simple medida recaudatoria, la compleja realidad productiva del país, intentando modificar tendencias nacionales e internacionales. Los que se ven afectados por una norma de esta naturaleza se preguntan si los que la diseñaron saben mucho o saben poco de los efectos que la misma va a producir en el corto y en el mediano plazo.

Se pueden enumerar algunos de los efectos que estas nuevas medidas producirían:

  • Aumenta y asegura la recaudación fiscal
  • Disminuye la rentabilidad global de la agricultura
  • El rendimiento será el factor decisivo para definir la rentabilidad.
  • Se favorece la concentración
  • Incentiva el doble cultivo
  • Concentrará el maíz sólo en zonas con alto potencial de producción
  • No favorece en forma directa a la ganadería y la lechería.
  • Perjudica seriamente a los mercados de futuros y opciones locales
  • Será el tiempo el que muestre las reales consecuencias de las decisiones tomadas. Pero hay algo que seguro seguirá ocurriendo: la agricultura alguien la va a hacer. La pregunta es quién.

    Los productores son consultores y socios del estudio Zorraquín, Meneses y Asociados

    Techo a la producción

    300

  • Son los dólares por tonelada que, como máximo, se cotizará la soja.techo a la producción
  • 280

  • Son los dólares por tonelada que no podrá sobrepasar el trigo.
  • 170

  • Son los dólares por tonelada, que, como máximo, se cotizará el maíz.
  • temas en esta nota

    0 Comentarios Ver

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.