Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El plan integral de seguridad de la ciudad: LA NACION accedió al proyecto del gobierno porteño

En 45 días empiezan a reclutar policías

Información general

El reclutamiento de los agentes de la nueva policía de la ciudad comenzará dentro de 45 días, el 1° de mayo próximo. Un poco antes, en principio en el predio de 14,5 hectáreas del Club Deportivo Español, en el barrio Parque Avellaneda, habrán empezado las obras para construir el Instituto Superior de Formación Policial (ISFP): allí serán capacitados y entrenados los aspirantes a integrar la fuerza.

Esto surge del Plan de Seguridad Integral que el gobierno de Mauricio Macri presentará pasado mañana, al que tuvo acceso LA NACION, y de detalles brindados por tres fuentes del equipo de funcionarios y legisladores que trabajaron en él.

La fuerza de seguridad que creará el macrismo, tras el fracaso de las negociaciones con el gobierno nacional por el traspaso de la Policía Federal, recibirá el nombre de Policía Metropolitana, según revela el proyecto de ley orgánica que el Poder Ejecutivo local enviará a la Legislatura.

Esta norma deberá ser aprobada antes del lanzamiento de la convocatoria a los aspirantes, que podrán provenir de una fuerza de seguridad ya existente. La primera tanda de 300 ex policías, prefectos o gendarmes ingresará en el ISFP en septiembre de este año y egresará en diciembre; la segunda, de otros 300, será capacitada entre enero y abril de 2009.

Concluido el curso de entre tres y cuatro meses, no saldrán de inmediato a la calle, sino que actuarán como instructores de los aspirantes sin antecedentes en otra fuerza.

Un grupo de 500 aspirantes comenzarán sus estudios en octubre próximo, por un año. Otros 500 serán formados entre febrero y diciembre de 2009. Para esa fecha, entonces, la Policía Metropolitana tendrá 1600 hombres para debutar en la calle.

En todos los casos, los aspirantes deberán cumplir requisitos estrictos de ingreso: secundario completo, entre 20 y 30 años y aprobar examen de aptitud física. Para entrar en funciones, obviamente, deberán aprobar el curso de formación en el ISFP.

El instituto, según el Plan de Seguridad Integral que se hará público pasado mañana, tendrá capacidad para albergar a 1000 aspirantes, con comodidades de alojamiento, aulas, salas de usos múltiples, gimnasio, áreas recreativas, enfermería, laboratorio y centro informático.

Tres fuentes que participaron del desarrollo del plan confiaron a LA NACION que resulta altamente probable que la escuela policial funcione en el predio del Club Deportivo Español, que pertenece a la Corporación del Sur y, por lo tanto, a la ciudad, luego de que ésta lo comprara por 7.630.000 pesos cuando fue a remate judicial. El club tiene una cesión por comodato.

"Hay instalaciones que pueden ser usadas, pero otras deberán ser construidas desde cero", anticiparon.

Bien remunerados

Concluido el adiestramiento, los policías metropolitanos saldrán a la calle armados. Cobrarán un mínimo de 3000 pesos; no trabajarán horas adicionales y el gobierno porteño les brindará facilidades para acceder a la vivienda única familiar. Con mejores condiciones laborales, un salario más alto y ciertos beneficios, el macrismo busca captar miembros de otras fuerzas de seguridad; por otro lado, pretende que sean lo suficientemente reconocidos económicamente como para no ser captados por la corrupción.

Pero la conformación de una policía propia constituye apenas una pequeña parte del plan, tal como informó LA NACION hace una semana. Integra el capítulo "Control del espacio público", junto con un sistema de cámaras en toda la ciudad y el montaje de un centro integrado de comando y control, una especie de 911 porteño para recibir todo tipo de denuncias sobre incidentes en la calle y derivarlas a la Policía Metropolitana, al SAME, a Defensa Civil y a la Guardia de Auxilio.

Otro capítulo es "Prevención social del delito" y abarca las acciones que deberán desarrollar distintos ministerios (Desarrollo Económico, Desarrollo Social, Educación, Salud, Justicia y Seguridad, Espacio Público) para atacar la precariedad laboral, la marginalidad e inequidad social; las carencias de salud, de educación y de espacios para la cultura y el deporte, fenómenos siempre relacionados con la aparición del delito. Además, los aspectos de salud mental del individuo que pueden causar desviaciones.

Reforma judicial

El tercer capítulo del plan ("Fortalecimiento del Poder Judicial de la ciudad") considera una reforma de la justicia local, para contar con una estructura judicial acorde con las nuevas tareas que le serán asignadas por la transferencia de competencias penales y el trabajo de la Policía Metropolitana. La oralidad de los procesos judiciales, recientemente estipulada por el Código Procesal porteño, también será tenida en cuenta.

La reforma incluye la creación de 36 fiscalías, ocho defensorías, tres asesorías de menores y de nueve juzgados penales, contravencionales y de faltas. Establece, asimismo, la puesta en funcionamiento de la Policía Judicial, para dar apoyo a los fiscales en la investigación, esclarecimiento y recolección de pruebas.

El cuarto capítulo resulta el más delicado y, por ende, el capítulo del que menos detalles trascendieron. "Reinserción social y rehabilitación" abarca el establecimiento de una cárcel con 400 plazas en la zona sur de la Capital y la capacitación de un servicio penitenciario propio, orientados a la resocialización, materia en la que pretenden superar los resultados obtenidos por el sistema nacional. .

TEMAS DE HOYCristina KirchnerEl brote de ébolaColoquio de IDEAReforma del Código Procesal Penal