Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La puja distributiva: sindicalistas se reunieron con la Presidenta

Sube el sueldo de los porteros y las expensas aumentarían el 10%

Economía

Los salarios se incrementan el 22,5%; alzas para empleados del subte y la energía

Por   | LA NACION

Los encargados de edificio, los trabajadores del subte y los del sector de la energía eléctrica recibirán incrementos salariales durante este año que rondarán el 20% y algo más. En el caso de los porteros, la mejora de los ingresos repercutirá en un incremento de las expensas a cargo de los consorcistas, que sería, en promedio, de entre el 10 y el 12%, aunque dependiendo de quién haga la estimación, se movería en un rango del 6,75 y el 20 por ciento.

Los representantes de las citadas actividades se reunieron ayer con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, en un encuentro del que también participó el secretario general del sindicato de panaderos, Abel Frutos. Los panaderos cerraron a principios de esta semana un acuerdo salarial que, por ahora, no encarecería los productos.

Según contó a LA NACION Víctor Santamaría, secretario general del Sindicato Unico de Trabajadores de Edificios (Suterh), el aumento de los salarios básicos será del 19,5% y se ejecutará en tres etapas: el 10%, en abril; el 5%, en julio, y el 4,5%, en agosto. Sin embargo, el dirigente afirmó que el efecto final del acuerdo será un aumento del 22,5% en los ingresos laborales de unos 100.000 trabajadores. Según el sindicato, el impacto en las expensas sería de un 6,75%, considerando que los salarios y las cargas sociales representan el 30% del gasto de un edificio. El efecto es mayor que el 19,5%, porque los adicionales se incrementarán en un 30% a partir de abril.

El acuerdo tuvo sus controversias: la Cámara Argentina de la Propiedad Horizontal y Actividades Inmobiliarias, histórica signataria del convenio, se negó a firmarlo, pese a lo cual el Gobierno dio su visto bueno. El presidente de la cámara, Horacio Bielli, contó a LA NACION que se tomó tal decisión por la negativa del sindicato a renegociar varias cláusulas no salariales. El incremento fue firmado por dos entidades: la Unión de Administradores de Inmuebles y la Asociación Inmobiliaria de Edificios de Renta y Horizontal.

Según Bielli, el impacto en las expensas será de entre el 10 y el 12%, dependiendo de la cantidad de departamentos. Agregó que el costo laboral es entre el 40 y el 50% de las expensas.

La representación del sector empleador es un tema conflictivo desde hace tiempo. En 2004, se creó la Unión de Consorcistas de la República Argentina (UCRA) para luchar por el derecho de los dueños de departamentos a participar de las negociaciones.

La presidenta de la UCRA, Alicia Giménez, consideró que el efecto de lo firmado ayer va a ser importante y podría llegar hasta el 20%, dado que "el 60% de las expensas son los sueldos y cargas sociales".

En cuanto a los panaderos, José Alvarez, del Centro de Industriales Panaderos, sostuvo que para la categoría de oficiales el aumento de $ 250 representa un 19,7%, y agregó que ese ajuste no tendría por qué derivar en mayores precios. Sin embargo, aclaró que el acuerdo no alcanza a la Capital Federal ni a la provincia de Buenos Aires: en el primer caso, el sindicato reclama $ 500 sobre un básico de 1440, y la negociación comenzará el 18 de este mes.

Ante la mirada presidencial, también firmaron sus acuerdos el gremio de Luz y Fuerza -el 20% a partir de julio- y la Unión Tranviaria Automotor (UTA), por un ajuste de similar magnitud para los empleados de Metrovías. Hasta anoche, no se aclaró si esta suba se afrontaría con una nueva alza del boleto o con más subsidios. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina en defaultLa pelea con los holdoutsCristina KirchnerLa reforma del Código Civil