Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Vélez arremetió contra el Estado y pidió la renuncia de Castrilli

El vicepresidente Baldomar responsabilizó al funcionario por operativos ineficaces y costosos para los clubes

Domingo 16 de marzo de 2008
0

Nervioso, tan afligido por la muerte de un hincha como acusador del papel que le cabe al Estado nacional, el vicepresidente Julio Baldomar fijó la postura institucional de Vélez. "Hace falta una decisión política para resolver este problema de la violencia. Basta de hacer responsables a los clubes por la falta de seguridad. El Estado tiene que hacerse cargo. Quiero ver qué van a hacer ahora que se perdió otra vida gratuitamente", expresó el dirigente, que no escondió su malestar en la calle interna que está a la salida de los vestuarios del Nuevo Gasómetro.

Baldomar, convertido ayer en la máxima autoridad de Vélez en la Argentina a causa del viaje del presidente Alvaro Balestrini a España, les puso nombre y apellidos a quienes considera responsables: "No sé por qué no renuncian Castrilli [encargado de la secretaría de Seguridad en espectáculos futbolísticos] y el doctor Fernández [Aníbal, ministro de Justicia]. El señor Castrilli debe hacerse cargo. Los operativos de seguridad son cada vez más grandes. Le cuestan una barbaridad a los clubes, mientras el Estado no pone un peso, no hace nada. Castrilli siempre hace lo más fácil: les echa la culpa a los clubes. Basta, se acabó, esto no puede seguir así. Vélez paga 50.000 pesos por adelantado para los operativos de seguridad y no puede ser que de la nada nos encontremos con un muerto. Cada vez nos exigen más y nos dan menos respuestas".

Baldomar apoyó la suspensión del partido: "Los jugadores se pusieron nerviosos cuando se acercaron al alambrado y se enteraron por los hinchas de la muerte de ese muchacho [por Emanuel Alvarez]. En la tribuna había varios familiares de los futbolistas".

El dirigente comentó que el ómnibus en el que iba Alvarez era uno de los que normalmente pone al servicio de los hinchas. "Lo hacemos para que vengan todos juntos y tratar de evitar hechos de violencia como el que ocurrió".

Un momento de tensión se vivió cuando las acaloradas opiniones de Baldomar fueron retrucadas por un allegado a San Lorenzo, que le recriminó: "Háganse cargo ustedes también. No se laven las manos. Los que venían en los micros no eran ningunos santitos. En el camino rompieron como 25 autos".

En el aspecto deportivo, Baldomar también fue tajante: "Vélez no va a aceptar ningún descuento de puntos".

Desde Madrid, el presidente Balestrini, en declaraciones a Radio Mitre, expresó: "Estas cosas duelen más a la distancia porque uno se siente más impotente. Estoy muy triste y apenado. Es una vergüenza que un hincha pierda la vida de esta manera". Balestrini coincidió con Baldomar en responsabilizar a los organismos de seguridad: "Los clubes ya cumplimos con operativos que son costosísimos e ineficaces".

La localía en Vélez quedó en suspenso San Lorenzo iba a ser local en Vélez ante Central a mediados de abril, ya que el Nuevo Gasómetro será acondicionado por los festejos del centenario. Ahora, el cambio de cancha quedó en suspenso.

Por Luis Botto Para LA NACION

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas