Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La educación obligatoria

Faltan en el país 1486 colegios secundarios

Cultura

No hay lugar para que estudien 1.139.000 alumnos

Aunque los alumnos y sus padres quisieran cumplir con la obligatoriedad del ciclo secundario, una meta fijada por la ley nacional de educación, no les sería fácil la tarea: para la efectiva aplicación de una enseñanza para todos, es necesario crear 1486 escuelas en todo el país, unas 60.000 aulas.

Sólo así la escuela podría recuperar a los casi 1.139.000 alumnos que hoy viven alejados y desentendidos de la enseñanza media.

Los contundentes datos surgen de un reciente informe del Instituto de Investigaciones Pedagógicas Marina Vilte, de la Confederación de Trabajadores de la Educación (Ctera). El diagnóstico se corresponde con el reciente anuncio de la presidenta Cristina Kirchner de poner en marcha un plan para construir 1000 escuelas públicas durante su mandato.

El informe aporta datos de todas las jurisdicciones y menciona en cuáles deberían crearse la mayor cantidad de escuelas. Encabeza esa nómina el área metropolitana (Capital Federal y Gran Buenos Aires), con un faltante de 279 colegios. Le siguen el resto de la provincia de Buenos Aires, con 144; Córdoba, con 117; Santa Fe, con 102, y Misiones, con 101.

Juntos, estos distritos concentran la mitad de las unidades educativas que deberían construirse. "Efectivamente faltan escuelas para el nivel medio. La obligatoriedad de la ley compromete a los padres a mandar a sus hijos al secundario y a los alumnos a ir, pero también obliga al Estado a garantizar que haya lugares donde estudiar", señaló a LA NACION la directora de la Escuela de Educación de la Universidad de San Andrés, Silvina Gvirtz.

Asimismo, en caso de aspirar a jornadas escolares más extendidas, con más de cuatro horas de clase por día, como existe en muchos países del mundo con excelentes niveles educativos, la exigencia de 1486 escuelas nuevas se duplicaría, según describe el informe de la Ctera.

El relevamiento describe el problema de la falta de vacantes, que hoy impide estudiar a 1.139.120 alumnos. De ellos, 158.472 pertenecen a la Capital Federal y el conurbano, y 112.483 al resto de la provincia de Buenos Aires.

Entre las provincias que más alumnos deben reincorporar a las aulas figuran Misiones (87.734), Santa Fe (84.479), Córdoba (74.252), Santiago del Estero (71.495), Corrientes (69.961), Tucumán (66.811) y Chaco (65.177).

La voz oficial

Ante consultas de LA NACION, ningún funcionario del Ministerio de Educación nacional quiso hacer declaraciones sobre esta problemática.

En esa cartera sólo se informó sobre el desarrollo del Plan Nacional 700 Escuelas, creado en 2004, del que hasta ahora sólo se terminaron 460 edificios (ver aparte). La ejecución de estas obras está a cargo del Ministerio de Planificación Federal.

Además, el Gobierno anunció el mes pasado, junto con el aumento del piso mínimo del salario docente, un nuevo plan de construcción de 1000 escuelas, que fue reiterado por la presidenta Cristina Kirchner en la inauguración del ciclo lectivo, hace 15 días, en Concordia.

Pero, sin embargo, no se difundieron detalles de este nuevo programa de obras ni se dijo cuántos de estos nuevos edificios estarán destinados a la educación secundaria.

En Córdoba, por ejemplo, una de las cinco provincias donde más escuelas faltan, se terminaron 37 de las 59 obras del Programa Nacional 700 Escuelas, pero sólo seis estarán destinadas al nivel medio, según detallaron a LA NACION fuentes educativas de esa jurisdicción.

La cantidad de unidades educativas faltantes no es necesariamente igual a la cantidad de edificios por construir, ya que es usual que en algunos establecimientos funcionen más de una unidad educativa o que, por el contrario, los ciclos en los que se divide una misma escuela estén ubicados en dos edificios diferentes.

El análisis se realizó considerando que cada escuela está compuesta por dos turnos de 500 estudiantes cada uno y de 25 alumnos por aula. "Si además quisiéramos llevar las escuelas a la jornada doble o extendida, como suele ser en los países con buenos resultados educativos, y garantizar así un nivel acorde con los estándares internacionales, la cantidad de unidades necesarias se duplica y llega casi a las 3000. Tenemos un problema serio, si queremos una educación de calidad", sentenció la especialista Gvirtz, que dirige un programa de ayuda a cuarenta escuelas necesitadas en cinco provincias (Buenos Aires, Chaco, Corrientes, Sata Cruz y Tucumán).

Construcción insuficiente

Para Gvirtz, la construcción de 1000 edificios es muy importante pero insuficiente para las necesidades actuales, sobre todo si, además, se piensa en extender la jornada escolar.

Y advierte: "¿Dónde invierte más el Gobierno: en las provincias con mayor capacidad de demanda y de construcción, o en las localidades más necesitadas, donde generalmente no tienen la capacidad de armar proyectos propios? Los criterios para la distribución de los edificios deberían estar basados en las necesidades geográficas, y para ello mirar los mapas de distribución de la pobreza y de las escuelas y el de crecimiento demográfico. Sólo así el criterio será transparente".

La especialista recordó que esto fue lo que sucedió hace unos años con el programa de construcción de las 700 escuelas: las provincias más necesitadas eran aquellas que no tenían la posibilidad de presentar proyectos. "Hay que diferenciar lo que los gobiernos provinciales tienen que hacer de dónde y cómo el Estado nacional auxilia con la construcción de escuelas", reflexionó la educadora.

Desde el Ministerio de Educación señalaron que la distribución por provincia se hace en función de un coeficiente acordado por el Consejo Federal de Educación, que determina el monto estimado que debe ser destinado a cada jurisdicción, y a partir de ahí cada provincia define cómo aplicar esos fondos tanto a la construcción de edificios nuevos como a las refacciones de los ya existentes.

En la provincia de Buenos Aires, otra de las jurisdicciones donde más escuelas y aulas faltan, están actualmente relevando cuáles son las localidades más necesitadas, y sólo en septiembre próximo tendrán un plan de obra. "Uno infiere que las necesidades más profundas están en el conurbano. La intención es ir generando escuelas secundarias de seis años, y para ello es relevante trabajar juntamente con los actores", explicó a LA NACION la directora de la educación secundaria bonaerense, Claudia Bracchi.

Gvirtz señaló que el mantenimiento edilicio es otro tema aún no resuelto. "Además de construir, tenemos que empezar a pensar en estrategias que garanticen el buen mantenimiento de los edificios. Hoy, las provincias no cuentan con estas maniobras. Con qué criterios, cómo y quiénes son los responsables del mantenimiento edilicio es lo próximo a estudiar", dijo.

El plan de 700 colegios

  • El Programa Nacional 700 Escuelas, lanzado hace cuatro años por el gobierno de Néstor Kirchner, proyectó finalmente la construcción de 760 establecimientos (174 en la provincia de Buenos Aires, 73 en Tucumán, 59 en Córdoba y 55 en el Chaco). Hasta ahora se terminaron 460 obras (el 60% del total), y de ellas, 74 están emplazadas en la provincia de Buenos Aires, 53 en el Chaco, 45 en Tucumán, 37 en Córdoba y dos, en la Capital Federal. Hay otras 248 escuelas en ejecución en todo el país, 10 obras en proceso de contratación, 16 preadjudicadas, 26 en evaluación y licitación y 167 todavía en etapa de preparación.
Por Nathalie Kantt De la Redacción de LA NACION
TEMAS DE HOYMedios y políticaTemporal en Buenos AiresControl de la SUBEBrittany MaynardElecciones 2015