Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Vuelve la tensión entre Colombia y Ecuador

Quito dijo que las relaciones quedaban "en suspenso"; Chávez pidió a Uribe que evitara una nueva escalada en la región

Martes 25 de marzo de 2008
0

QUITO.- Un día después de que Colombia confirmara la muerte de un ecuatoriano en el ataque que lanzó el ejército contra un campamento guerrillero en Ecuador, las autoridades de Quito reaccionaron ayer con indignación y el presidente venezolano, Hugo Chávez, advirtió contra una nueva escalada de tensión, lo que reavivó la grave crisis diplomática que sacudió a la región a principios de mes.

Mientras el vicecanciller de Ecuador, José Valencia, dijo que las relaciones con Colombia, interrumpidas desde el 3 de este mes, quedaban "en suspenso", el ministro de Defensa, Wellington Sandoval, advirtió que este hecho "complicaba" aún más la irresuelta crisis entre los dos países.

Por su parte, el fiscal general ecuatoriano, Alfredo Alvear, advirtió que su país consideraba una "opción válida" acudir a instancias penales internacionales para demandar a las autoridades de Colombia por este caso.

Soldados ecuatorianos trasladan los cuerpos de dos guerrilleros muertos en el ataque colombiano del 1º de este mes contra la base de las FARC
Soldados ecuatorianos trasladan los cuerpos de dos guerrilleros muertos en el ataque colombiano del 1º de este mes contra la base de las FARC. Foto: Archivo

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, estaba reunido anoche con algunos de sus ministros para evaluar las acciones que tomará su gobierno.

También Chávez volvió a caldear los ánimos, al calificar a funcionarios de Colombia de "voceros de la guerra" y advertir a Bogotá contra una "nueva escalada de tensión" en la región.

Mientras tanto, el gobierno colombiano expresó su deseo de que la revelación sobre la muerte del ecuatoriano no deteriore aún más las relaciones con Quito, y volvió a defender la incursión militar del 1º de este mes, en la que murió el número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Raúl Reyes, además de otras 24 personas.

Ese operativo desató la peor crisis diplomática en años en América latina, que se atizó con la intervención de Venezuela y Nicaragua, en respaldo de Quito, y despertó los fantasmas de un posible conflicto armado. Ecuador, que acusó a Colombia de haber violado su territorio, rompió relaciones y envió miles de soldados a la frontera, una medida similar a la que había anunciado poco antes Chávez, principal aliado de Correa.

Las tensiones disminuyeron una semana después, cuando Colombia ofreció públicamente disculpas y se comprometió a no repetir ese tipo de operativos, durante la cumbre del Grupo de Río, en Santo Domingo, y una asamblea de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

Sin embargo, Correa advirtió el sábado pasado que iniciaría una nueva ofensiva diplomática si se confirmaba que entre los muertos por el ataque colombiano había un ecuatoriano.

"Sería un ecuatoriano muerto en territorio de Ecuador por tropas extranjeras. No dejaremos ese asesinato en la impunidad", advirtió Correa, y dijo que se trataría de un hecho "extremadamente grave".

El ecuatoriano muerto en el ataque colombiano fue identificado ayer como Franklin Aisalia, un cerrajero de 38 años que vivía en un barrio pobre de Quito. Tras el bombardeo, su cuerpo fue confundido por los militares colombianos con el del guerrillero colombiano "Julián Conrado". Por eso, su cadáver fue trasladado a Bogotá y fue mostrado en los medios junto con el de Reyes.

Los padres de Aisalia vieron las imágenes en la televisión y afirmaron que se trataba de su hijo. Ayer, la fiscalía ecuatoriana, que trabajó junto con la policía colombiana, informó que los exámenes de las huellas dactilares habían confirmado que se trataba de Aisalia.

Aunque en un principio lo negaron, las autoridades colombianas admitieron anteanoche que el cadáver correspondía a un ecuatoriano y dijeron que se trataba de un "miembro activo" de las FARC que usaba el alias "Lucho". Afirmaron que se especializaba en conseguir documentación falsa y facilitar los movimientos de los guerrilleros en Ecuador.

Los padres de Aisalia, que planeaban viajar entre ayer y hoy a Bogotá para reconocer el cuerpo e iniciar las gestiones para su repatriación, afirman que su hijo no tenía ninguna relación con la guerrilla, pero no han podido explicar su aparente presencia en el campamento rebelde.

"Todo eso es falso; ya saldrá a la luz la verdad", dijo el padre del cerrajero, Guillermo Aisalia.

Objetivo legítimo

Mientras tanto, el ministro de Defensa colombiano, Juan Manuel Santos, dijo que esperaba que este hecho no "enrareciera" las relaciones con Quito, y volvió a defender el ataque, al afirmar que las bases de las FARC como la bombardeada en Ecuador eran un "objetivo militar legítimo".

"Cualquier persona que esté en un campamento de terroristas se expone a un altísimo riesgo, sea o no sea guerrillero", dijo Santos.

En respuesta a estas declaraciones, Chávez pidió a su par colombiano, Alvaro Uribe, que llamara al silencio a los "voceros de la guerra".

"No se deje llevar, presidente Uribe, por esas corrientes terribles del guerrerismo, de la agresión. Bastante nos ha costado volver al camino de las buenas relaciones [...]. No queremos una nueva escalada de tensiones entre nosotros", dijo Chávez.

Bogotá y Caracas normalizaron sus relaciones -que habían sido suspendidas en medio de la crisis- después de la reunión del Grupo de Río.

Con Ben Laden

CARACAS (DPA).- El presidente venezolano, Hugo Chávez, dijo ayer que no le extrañaría que de la computadora incautada por las autoridades colombianas al jefe guerrillero Raúl Reyes saliera una foto suya con el líder de la red terrorista Al-Qaeda, Osama ben Laden. "Esperen esa foto, que debe salir por ahí: Chávez reunido con Marulanda [líder de las FARC], Ben Laden, Fidel Castro, Rafael Correa, Evo Morales; no puede faltar. Esa foto viene... De ahí va a salir lo que ellos quieran", dijo el mandatario, y agregó que la CIA estaba detrás de esa "perversa operación imperial".

Agencias DPA, Reuters, ANSA, EFE y AP

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas