Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

La policía observó, pero no intervino

Política

Detrás del vallado que divide la Plaza de Mayo, cientos de policías -con carros hidrantes- parecían ayer la garantía de que no habría nuevos enfrentamientos entre los "caceroleros" que protestan contra la política agraria del Gobierno y los militantes kirchneristas que el día anterior los habían desalojado a golpes.

Error. Desde allí, los uniformados observaron los incidentes que se produjeron a la noche sin intervenir. Tampoco los hicieron los agentes apostados en tres celulares que estaban estacionados en Rivadavia y San Martín, a la vuelta de la Catedral. Las peleas ocurrían a menos de 100 metros.

Poco antes, el ministro de Justicia y Seguridad, Aníbal Fernández, había restado importancia a los incidentes y elogió la actuación policial. "Se tomaron los recaudos" para evitar incidentes y "las complicaciones fueron aisladas y mínimas", dijo. Y negó una "zona liberada" para el avance de la gente de Luis D´Elía.

Lo cierto es que, al igual que el día anterior, la policía no intervino en ningún momento en los incidentes, que sólo fueron contenidos por referentes moderados de ambos sectores. "¡Hagan algo!", gritó a dos policías un "cacerolero" que huía del ataque piquetero cerca del Obelisco. "No tenemos órdenes de actuar", fue la respuesta que pudo oír LA NACION.

Para Elisa Carrió, "no hay policías porque hay fuerzas de choque del Gobierno. D´Elía responde al Gobierno, no hace nada sin consultar". .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015SuperclásicoConsejo de la Magistratura