Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Barómetro de Cisco 2007

La banda ancha se abre camino en el interior

Economía

Por la baja de precios, la cantidad de accesos creció un 75%

Impulsada por la baja de precios y la llegada de operadores, la banda ancha comenzó a florecer en el interior del país, aunque todavía resta un largo camino por recorrer para alcanzar la deseada "federalización" de la alta velocidad en la Web.

La cantidad de cuentas creció 61% el año pasado, hasta alcanzar las 2.557.413 conexiones, según la quinta edición del Barómetro Cisco de Banda Ancha. El impulso estuvo dado por las contrataciones en el interior, que crecieron un 75% contra un 57% de la Capital Federal y del Gran Buenos Aires.

En el último semestre en particular, se observó un fuerte aumento de conexiones fuera del corredor de fibra óptica, integrado por el AMBA, Córdoba, Mendoza y Santa Fe. En este último, la expansión fue del 23% y en el resto del territorio, del 39 por ciento. Las provincias que registraron un crecimiento en el índice de penetración (cantidad de conexiones cada 100 habitantes) superior al 1% fueron Chubut, La Pampa, Santa Cruz, Neuquén y San Luis.

Según Romina Adduci, directora regional de la consultora IDC, que realizó el relevamiento, "el desarrollo en el interior es producto de una mayor oferta, precios competitivos y determinadas iniciativas provinciales". En esa línea, destacó una caída de 62 a 47 pesos en el acceso de mínima velocidad por ADSL, en los últimos seis meses. La conexión por cable módem cayó de 35 a 31 pesos, en el mismo período. En el caso de la máxima velocidad, los operadores "multiplicaron la velocidad de navegación y mantuvieron un costo competitivo". Por caso, los accesos de 6 megas, que costaban 509 pesos por el cable, se convirtieron en contratos de 10 megas por 495 pesos.

Las telefónicas elevaron de 5 a 20 megas las conexiones y los precios subieron de 143 a 402 pesos.

Si bien los datos muestran un avance hacia las provincias, aún hay bajos índices de penetración en varios distritos y sólo la ciudad de Buenos Aires concentra 1.051.788 de accesos. Por caso, en Jujuy existen 638 conexiones de alta velocidad, lo que arroja una penetración del 0,1% cada 100 habitantes.

Las provincias de Formosa, Corrientes y Tucumán tampoco superan el 1% de penetración, con 751, 3288 y 6490 conexiones, en cada caso. Salta, una de las provincias con mayor explotación turística, también cae en ese grupo, con 9374 abonos (0,8 por ciento).

Familias y empresas

Los hogares son los principales demandantes del servicio, con 2,37 millones de accesos. En otras palabras, uno de cada cuatro tiene una conexión de banda ancha, lo que refleja un crecimiento del 64% en la medición interanual. Adduci consideró que esta concentración se mantendrá, aunque subrayó el avance de la alta velocidad en el segmento corporativo.

Entre las empresas, las conexiones crecieron 23%, impulsadas por los contratos de pymes. "Vemos esto en todos los tipos de conexiones, pero se evidencia en particular en las líneas IP dedicadas sólo a empresas, que aumentaron de 9017 a 17.397 en los últimos dos años", sostuvo Adduci.

Por otro lado, destacó que "el ritmo de crecimiento de los accesos por cable módem se está equiparando con el ADSL".

Ambos tipos de conexión lograron una tasa de crecimiento superior al 20% en el último semestre de 2007, idéntico porcentaje al registrado por las líneas dedicadas. Otras conexiones como las satelitales se expandieron en un 11% y se multiplicarán en el corto plazo, "en la medida en que se afiancen las redes de tercera generación".

Líder en crecimiento

Con un índice de penetración nacional del 6,6 conexiones cada 100 habitantes y una expansión del 61% en el servicio, la Argentina es el país de mayor crecimiento en América del Sur (sólo Chile la supera, con 8 conexiones cada 100 habitantes). Si la comparación se realiza con mercados como Corea, en donde casi 30 de cada 100 habitantes están conectados, el país está rezagado.

Para Horacio Werner, gerente general de Cisco para Argentina, Paraguay y Uruguay, "los datos ya muestran la federalización de la banda ancha".

Mayor velocidad

  • El aumento de las velocidades aplicado por los proveedores permitió que las conexiones de 1 mega o más elevaran del 24,2% al 40,5% su participación en el mercado. Las conexiones más bajas, de 160 a 256 kilobits, apenas alcanzan el 3,5 por ciento, porcentaje que resulta bajo frente a países como Colombia, Chile y Perú, en donde la participación supera holgadamente el 22 por ciento. En la actualidad, no existe una definición estándar sobre la banda ancha. Las velocidades exigidas varían en cada país y en la Argentina la oferta comercial la establece a partir de los 128 kilobits.
Por Mercedes García Bartelt De la Redacción de LA NACION
TEMAS DE HOYConsejo de la MagistraturaLa relación EE.UU. - CubaEl caso Mariano BeneditElecciones 2015