Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La vigencia de la reforma universitaria

Información general

Aniversario: profesores y estudiantes se reunieron ayer en Córdoba para reivindicar el movimiento nacido en 1918.

CORDOBA.- A ocho décadas de la reforma que, desde esta ciudad, cambió el rumbo de la historia de la educación superior argentina, estudiantes, profesores y autoridades de universidades nacionales de todo el país se reunieron ayer en esta ciudad para recordar el espíritu de aquella revuelta y debatir acerca de la supervivencia de sus valores.

Lejos del ánimo propio de las efemérides, y diferentes también de sus antecesores -a los que se podía ver en los pasillos de la Universidad Nacional de Córdoba, retratados en fotos de época, luciendo rigurosos bigotes y prolijos sombreros-, los miembros de la Federación Universitaria Argentina (FUA) concentraron sus fuerzas en señalar la ley de educación superior promulgada por el actual gobierno como el principal enemigo de los principios reformistas de 1918. Estos impusieron nociones como la autonomía de las casas de estudios, el cogobierno, el ingreso irrestricto, el carácter laico de la enseñanza y la libertad de cátedra.

En diálogo con La Nación , Pablo Javkin, presidente de la FUAy miembro de la agrupación radical Franja Morada, comentó que la política universitaria oficial "se apoya en verdades que no somete a discusión. Pone trabas a la libertad de ingreso, restringe la participación de los estudiantes en la dirección de las facultades y, además, delega la toma de decisiones en instituciones ajenas a la comunidad educativa, a través de acuerdos con el Banco Mundial" .

"No habrá calidad educativa si no hay debate y si se insiste en vincular a la universidad con la empresa. Y no hace falta, como dicen, una nueva reforma. Hace falta más de aquella reforma" , añadió.

Tras el arribo de varios contingentes de estudiantes, las actividades del encuentro incluyeron diversas ponencias. El foro de reflexión universitaria, que culminará mañana -cuando se cumplan exactamente 80 años de la revuelta que originó los posteriores cambios-, abarcó desde la historia y la permanencia de aquellos ideales revolucionarios hasta sus perspectivas frente al próximo milenio.

Influencia mediterránea

A la hora de rememorar, y sin olvidar que pocos días atrás se cumplieron 30 años del Mayo Francés, Hugo Biagini, docente en la Universidad Nacional de La Plata, consideró que la rebelión de 1918 anticipó las nociones de "generación" y de "movimiento juvenil", que en Europa serían descubiertas hacia 1960, y destacó que la reforma "fue el aporte más original surgido del ámbito académico de América latina". Para refrendar esa opinión, los invitados internacionales admitieron la influencia reformista fuera de la Argentina. El profesor Enrique Villareal Ramos, de la Universidad Autónoma de México, afirmó que esa casa de estudios existe "gracias a los estudiantes cordobeses, que fueron algo así como las parteras de las facultades latinoamericanas" .

Por su parte, Jorge Brovetto, ex rector de la uruguaya Universidad de la República, fijó la mirada en el porvenir. "Hay dos tendencias para el futuro. O se mantienen las políticas económicas actuales (el Estado desertor), o los gobiernos se deciden a dar prioridad a la educación -señaló-. Si se da el primer caso, aumentará la participación privada en la educación superior, bajará la estatal; la posibilidad de estudiar dependerá de las demandas del mercado y se fomentarán un sistema elitista y un gobierno empresarial de las universidades".

Y agregó: "En el segundo caso se producirá una verdadera revolución cultural. Las facultades recibirán más financiamiento público, se ampliará el acceso de la comunidad a los estudios de grado, porque el ingreso estará relacionado con las carencias sociales, y se promoverá la calidad de la enseñanza". .

Por Javier Lorca (Enviado especial)
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa designación de César MilaniActividad económicaLey de MediosElecciones 2015