¿QUIÉN ES DOMENECH?

Domenech es ilustrador. Nació en California pero al ver su obra se nota que es argentino. Estudió periodismo deportivo y nunca terminó. Sin embargo, hoy sus trabajos acompañan los artículos y entrevistas de reconocidas figuras de la prensa. Empezó garabateando caricaturas de sus amigos y de sus profesores en el colegio; ahora los que protagonizan sus viñetas son políticos y celebridades de todo tipo. Se dio a conocer a un público más amplio ilustrando la columna semanal de Juan Pablo Varsky, en el suplemento deportivo del diario La Nación. Sus creaciones pueden encontrarse, también, junto a las notas de Marcelo Gantman, Ezequiel Fernández Moores o Román Iutch.
En su trabajo combina dos pasiones: la música y el deporte. Hay quienes han visto a Domenech despuntar su vicio de enganche virtuoso en algunos potreros. Se dice que, cuando tenía 8 años, en un programa de TV, el entrañable Alejandro Apo lo calificó como el futuro Sabattini del tenis masculino, pero quienes lo vieron jugar afirman que imita sin éxito a Roger Federer.
Se nota la influencia musical en su trabajo. A la mañana dibuja escuchando a Bob Marley o a Jack Johnson; a la tarde elige algo más rockero, como The Faces. Sus ilustraciones son publicadas habitualmente en el diario La Nación y las revistas Grip y Un Caño. Por otro lado, ha realizado colaboraciones para Newsweek y Caras & Caretas. Además, Domenech es el director creativo de la marca de ropa Yanaoui, proyecto que comparte con Mariano Zabaleta y otros locos. En 2010, en el marco de la declaración de interés cultural de la revista Un Caño en la Ciudad de Buenos Aires, las tapas que realizó para esa publicación fueron exhibidas en el Salón Dorado de la legislatura porteña.
Está casado con Denise y tienen tres hijos: Juana, y los mellizos, Bruno y Santiago. En su tiempo libre, Domenech se dedica a la experimentación pictórica y la pintura hiperrealista de indios americanos. También dibuja animales, en especial monos, que son los favoritos de su hija. Es muy improbable que falte a un asado de amigos y, en ocasiones, se lo ve en la platea de “Excursio”, o paseando a Mona, su labradora negra, por las calles de Bajo Belgrano.