Entre reconciliaciones y recuerdos

Los presidentes del TC 2000, Pablo Peón, y del TRV6, Alejandro Urtubey, se juntaron tras un largo desencuentro; Vuyovich, en el recuerdo
(0)
14 de abril de 2008  

SALTA (De un enviado especial).- Situaciones dispares se vivieron en una jornada de reconciliaciones y de emociones. Antes de la final, se registró una imagen impensada en los últimos tiempos en el automovilismo argentino. El saludo entre el presidente del TC 2000, Pablo Peón, y el titular del Top Race V6, Alejandro Urtubey, que además, por ser salteño, tiene gran injerencia en el control del autódromo Martín Miguel de Güemes.

"Fue una pena no poder utilizar este circuito durante cinco años por diferencias que no le hicieron bien a nadie. Por suerte, ahora se limaron las asperezas, y esperamos conducir esta actividad por el bien del automovilismo", indicó Peón.

Por su parte, Urtubey indicó a LA NACION: "Las diferencias en su momento se produjeron por falta de comunicación, principalmente, a lo que se agregaron otras cosas, como un juicio de Traverso contra la cúpula de la categoría y otros intereses. Ahora nos juntamos porque pensamos que cada uno sabe cuál es su espacio dentro del automovilismo. Jamás pensé que el TRV6 podría crecer tanto en tan poco tiempo, pero también soy consciente de que nunca alcanzará las características que posee el TC 2000".

Junto con Alejandro llegó su hermano, el gobernador de la provincia de Salta, Juan Manuel Urtubey, que destacó: "Esto es muy bueno para nuestra provincia, ya que podemos mostrar nuestros paisajes y nuestras costumbres a todo el país. Somos proclives a promover este tipo de acciones para promocionar nuestra tierra". El gobernador se mostró algo más aliviado por la situación de su provincia, tras las inundaciones: "Nunca llovió tanto en los últimos 100 años. Por suerte el agua bajó, pero debemos trabajar por toda la gente que tanto sufrió".

Asimismo, la jornada tuvo un tinte emotivo, ya que se desarrolló un homenaje al piloto salteño Nicolás Vuyovich, que falleció el 8 de mayo de 2006 en un accidente aéreo en Córdoba, cuando el conductor regresaba desde San Juan, donde había ganado con el equipo Toyota. Ayer, en el autódromo, estuvieron la madre de Nicolás, Norma, y Pablo, hermano del recordado piloto. Además, en las tribunas se mostraron varias banderas que recordaban a "Nico".

En tanto, en los boxes, durante los tres días estuvo Gustavo Cerati, líder de Soda Stereo, que acompañó a su pareja, Leonora Balcarce, protagonista de la película La Leyenda , que reflejará una historia con el TC 2000. "Nunca estuve en una competencia. Es todo muy raro. Es como el rock. Es un mundo de locos, como un circo. Pero está bueno. Acá hay mucho ruido, como los que soportamos nosotros. Hay muchos puntos en común", indicó el músico.

Para Ortelli, una mala noticia tras su buena jornada

  • Tras la prueba, Ortelli pasó de la felicidad a la tristeza cuando le comunicaron que su esposa, Analía, había perdido el embarazo. El piloto, que tenía previsto viajar a Jujuy para ver a Boca (luego había desistido porque se adelantó el horario del partido), regresó de urgencia a Buenos Aires.
  • ADEMÁS

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.