Lavagna quedó fuera del partido

No quiso integrar la lista oficialista y sólo ubicó a Camaño
(0)
19 de abril de 2008  

El ex ministro Roberto Lavagna finalmente no aceptó integrar la lista que encabeza Néstor Kirchner para renovar el Partido Justicialista (PJ), como muestra de su disconformidad por no haber recibido un ofrecimiento para ocupar una vicepresidencia.

A Lavagna sólo se le habría ofrecido una secretaría, pero su aspiración era ser uno de los cuatro vicepresidentes del PJ, según confirmaron a la agencia DyN fuentes cercanas al economista. Tampoco se cumplió con la expectativa de sumar dirigentes de su entorno a la nueva estructura peronista: sólo hubo una vocalía para el ex titular de la Cámara baja Eduardo Camaño.

En medio de las negociaciones para avanzar en la reorganización del PJ, Kirchner y Lavagna sellaron un sorpresivo acuerdo en febrero, que implicaba el nombramiento del economista en la conducción del partido y la inclusión de dirigentes de su entorno en el nuevo organigrama del peronismo.

Según había expresado el propio Lavagna, la intención era convertir al espacio en la "primera minoría" dentro de la estructura del kirchnerismo para ampliar el debate y hacer más plural el esquema.

Sin embargo, la expectativa que se construyó en torno del acuerdo "no se vio materializada" en la ocupación de un "espacio protagónico para hombres y mujeres del lavagnismo", señalaron desde el entorno del economista.

Es que sólo hubo un ofrecimiento para Camaño y no se tuvo en cuenta la exigencia para incluir a referentes como Alberto Coto, Marina Cassese o Jorge Sarghini en la lista integrada por 75 referentes peronistas.

Según DyN, Lavagna recibió anteayer en su oficina al operador kirchnerista Juan Carlos Mazzón, que le ofreció un cargo en la lista que lidera Kirchner. Pero ahí mismo el ex ministro le comunicó su decisión de mantenerse fuera de cualquier cargo.

Desde la publicitada reunión en la quinta de Olivos, Lavagna y Kirchner no tuvieron más contacto, por lo que el primero consideró que "no era conveniente" aceptar un lugar "sin discutir mínimamente el contenido" de la futura estructura partidaria.

La decisión de Lavagna se conoció a través de una carta que envió ayer a Kirchner, que luego hizo pública, en la que daba las explicaciones del caso y se reservaba el "derecho a disentir en determinadas circunstancias" de las decisiones kirchneristas.

En la misiva, Lavagna señaló que "no sería bueno para la salud del partido ni para la salud de la democracia argentina" que él formara parte de la conducción del PJ. "La democracia interna requiere el respeto a quienes alcanzaron la mayoría y también a quienes, abrazando las mismas ideas y valores centrales, creen necesario preservar el derecho a disentir en determinadas circunstancias", dijo.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?