Suscriptor digital

Nacional sale a escena en Rosario

La emisora oficial y un ente teatral privado recuperaron, en conjunto, un auditorio
(0)
27 de abril de 2008  

A partir de una iniciativa conjunta de Radio Nacional y la Asociación Argentina de Empresarios Teatrales (Aadet), el viejo auditorio de Radio Nacional Rosario, ubicada en la peatonal Córdoba 1331, de esa ciudad, se convirtió en el nuevo Teatro Nacional Rosario, que ya se encuentra en plena actividad, con obras que reflejan el trabajo de los artistas regionales y de todo el país luego de un trabajo de remodelación durante el cual se repararon las butacas y se reacondicionaron el escenario, los camarines, el sistema de iluminación y los baños.

Para hablar de este proyecto, en el que el sector público se asocia con el privado, LA NACION reunió a los encargados de concretarlo: Eduardo García Caffi, director de Radio Nacional (AM 870) y el reconocido empresario teatral Carlos Rottemberg.

Este último destacó la "celeridad increíble" de García Caffi para sostener la decisión política de llevar adelante la propuesta, que nació cuando dos productores rosarinos, Julio Belando y Adrián Ramírez, comentaron en una visita de Aadet que Radio Nacional tenía en una de las zonas más importantes de Rosario un auditorio que se usaba bastante poco y que podría convertirse en una sala de 350 butacas. "Eduardo -explica Rottemberg- escuchó la propuesta; dijo de inmediato que había que ir para adelante con el asunto y lo mantuvo hasta llegar con su presencia a la inauguración del teatro, el sábado 12 de abril. Allí dije que tantas veces se critica al Estado por su lentitud burocrática, por su impericia y, en este caso, lo que hizo Eduardo fue fantástico.

-García Caffi, ¿cómo se tomó una decisión en forma tan rápida y eficaz?

- En LA NACION, al asumir el cargo, señalé que en el proyecto de Radio Nacional debía entrar la cultura, por ser ella quien integra un país. En este caso se sumaron al proyecto de la radio los interlocutores válidos para ejecutarlo, porque Rottemberg es una persona con una historia y una vida dedicada al teatro; representa una institución que trabaja con la cultura. Entonces, esto nos garantiza un vínculo más directo con la sociedad. La propuesta era importante: se trata de una sala con historia, que se construyó en 1946 y que estaba venida a menos porque hubo décadas de desinversión en la radio. Nos pareció que darle vida con un proyecto que tomara como centro al teatro era maravilloso, porque tiene un vínculo sin intermediarios con la gente y la sociedad. Uno de los méritos de Carlos fue acercarnos a la producción de Julio Belando, que realizó las obras y se hizo cargo de los gastos de inversión. Le damos cinco días a la semana para que puedan representar y producir teatro y nos quedamos con dos días para nosotros, pero también con la posibilidad abierta de utilización mixta.

-Rottemberg, usted está acostumbrado a las mediaciones en el medio artístico .

-Todo lo que sea la preservación de edificios teatrales en un país donde permanentemente escuchamos o leemos del cambio de destino, me hace acordar a una frase que utilicé hace tres temporadas, cuando de un estacionamiento construí el teatro Mar del Plata. En ese momento, utilicé una frase que pensé mientras dormía y decía: "Algo está cambiando. Ahora los estacionamientos se convierten en teatros". En este caso, también me gustaría asimilar la frase: "Algo está cambiando. Ahora, un auditorio de Radio Nacional también es un teatro". Hay gente que apoya la cultura y gente que habla de apoyar a la cultura: yo me quedo siempre con los que hacen, no con los que hablan.

-¿De qué manera se estructura la programación? ¿Hay elencos locales?

Rottemberg : -Una mezcla. Están María Valenzuela, Mónica Villa, Roberto Catarineu, Graciela Dufau, junto a producciones locales como Fresa y Chocolate, Aladdin, Manuelita , y grupos alternativos como Zapping, que ganaron el Estrella de Mar, en Mar del Plata, con humor satírico.

García Caffi : -La condición que le puso la radio a la gente que maneja la programación es seguir el lineamioento del medio. La obligación del Estado es mostrar una pluralidad que muchas veces la empresa privada no puede brindar. Puede haber un semillero muy importante de gente que nunca pudo subir a un escenario privado de Rosario y hoy lo hace gracias a este proyecto, que también recibió un gran apoyo del intendente Miguel Lifschitz. La integración, así, fue muy fácil.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?