Suscriptor digital

José Luis de Imaz

El sepelio
(0)
16 de mayo de 2008  

A los 79 años, falleció José Luis de Imaz, una figura sobresaliente de la sociología argentina, pensador lúcido y de alto vuelo intelectual, sensible a los problemas humanos.

En 1964 Eudeba editó su libro Los que mandan , una obra clásica de la sociología nacional, reeditada 14 veces y traducida al inglés, al alemán, al sueco y al japonés. Hace días, al celebrar el Conicet su 50° aniversario, Imaz fue distinguido por su trayectoria con el nombramiento de investigador emérito y en el acto la presidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, citó ese libro, que había leído en sus primeros años de universidad.

Nacido en Buenos Aires en 1928, Imaz fue a los 24 años becario del Instituto de Cultura Hispánica en Madrid. En 1957 se licenció en Ciencias Políticas en Rosario y se doctoró en Derecho y Ciencias Sociales en la UBA. En 1959 ingresó en el Conicet, donde hizo escuela hasta jubilarse como investigador superior en 2002. Hasta 1966 formó parte del Instituto de Sociología de la UBA, donde ejerció la investigación junto a Gino Germani. Uno de sus trabajos salientes fue La clase alta de Buenos Aires.

Entre 1966 y 2002, fue profesor de Sociología en la Universidad Católica Argentina (UCA), donde formó investigadores de primer nivel. Becario en Francia y en Estados Unidos, tenía una mirada amplia, que combinaba lo universal con las realidades más inmediatas y concretas del entorno.

Entre 1989 y 1991 fue director nacional y subsecretario de Políticas Universitarias en el Ministerio de Educación, desde donde alentó la formación de nuevas universidades. Entre 1997 y 2000 fue legislador porteño por Nueva Dirigencia, acompañando a Gustavo Beliz. Allí volcó sus esfuerzos al área educativa, y presentó proyectos para una ley de educación y otra de mecenazgo, que no fueron tratados por ser representante de una minoría.

Entre otros libros, su reflexión y su rica experiencia del trato con los hombres, de las luchas políticas y los hábitos culturales se evidenció en Promediados los 40 (autobiográfico), Las raíces del pensar , Sobre la identidad iberoamericana , Nosotros mañana (que tuvo 12 ediciones) y Soliloquios de un caminante. Escribió otros libros en colaboración como El divorcio en cifras, con sus discípulas Beatriz Balian e Inés Passanante, y Roberto Marcenaro Boutell.

La Fundación Carolina editó su último libro, Los constructores de Europa (Schumann, Adenauer, Monnet, De Gasperi). En la presentación en el Consejo Argentino de las Relaciones Internacionales (CARI), Imaz, afectado en su salud física pero intacto en sus facultades mentales, deslumbró a un auditorio de legisladores, diplomáticos y hombres de la política por su versación, por la cultura que traslucía y por el cuadro de época que trazó al improvisar una interesantísima disertación.

De sólidas convicciones católicas, solidario y humano, Imaz fue un maestro para varias generaciones y deja una impronta profunda en quienes trataron con él sus inquietudes intelectuales o personales, que siempre encontraron en él apertura y generosidad.

Estaba casado con Hélène Forestier, francesa, y en 1995 sufrió con entereza la desgracia de perder a un hijo, Javier, en un accidente. Le sobreviven su esposa y su otro hijo, Juan Martín. Ayer, el padre Rafael Braun ofició una misa en su casa, llena de amigos y de figuras de la cultura. El sepelio se efectuó en el cementerio de Flores.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?