Suscriptor digital

El apocalipsis según Intoxicados

Pity Alvarez y compañía celebraron el lanzamiento de El exilio de las especies (Thend) en el Galileo Galilei.
(0)
28 de mayo de 2008  • 17:27

La presentación del nuevo disco de Intoxicados fue un evento conceptualmente correcto: unas cincuenta personas (miembros del staff de la banda, periodistas de gráfica y tevé, bloggers acreditados y fans) fueron citadas ayer, con “invitación personal e intransferible”, al Planetario de Buenos Aires para escuchar El exilio de las especies (Thend) y presenciar una conferencia de prensa + un showcase íntimo en el observatorio central del Galileo Galilei. Finalmente, tras meses de espera justificados con un disco excelente, todos los planetas se alinearon para que Pity (de muy buen humor y bien predispuesto como de costumbre) presentara su nueva obra, el cuarto CD de Intoxicados, en una noche especial y, de por sí, espacial.

“¡Vida eterna o apocalipsis ya!”. Con esa frase Pity abrió la conferencia, abrazado a un cabrito alquilado (“mi pequeño saltamontes”). El evento arrancó extrañamente puntual a las 20.30, como estaba en los planes, aunque la prensa había sido convocada a las 18.30, cuando Teñid empezó a sonar en estéreo (y en repeat ) en todo el Planetario. De entrada, chicas de ojos hermosos recibían a los invitados envueltas en hijabs, ofrendando canastas de chipás miniatura mientras meseras de flequillo rolinga salían daban vueltas por el lugar con un catering abundante (mucha birra, mucha carne), similar al de La Noche del 10. Previo a la conferencia, ya adentro del observatorio, el armoniquista Peri Rodriguez y los percusionistas Favio Cuevas y Cuchu Duarte, disfrazados de jihadistas tipo gag de La risa es bella, ambientaron con mantras árabes muy en línea con la producción de tapa de Pity en Rolling Stone.

Tras una breve sesión de fotos para las agencias, Intoxicados tocó, en versión unplugged a 12 voltios, tres canciones del disco nuevo: “Pila Pila”, “Casi sin pensar” y “Un secreto”, tema inspirado en un encuentro que el propio Pity tuvo con el gran Carl Sagan (“el Jack Cousteau del espacio”) en el año 1992, “en el cine de Capilla del Monte”, según precisó él mismo en el medio de la canción, anoche. Cuando terminó el mini show, hubo micrófono abierto para hacer preguntas, pero los presentes prefirieron dejar que Pity dijera lo que quisiera decir. Entonces, el líder de los Intoxicados se presentó a si mismo como Pipi de Los inconscientes (como se refirió a él, cariñosamente, doña María Martha Serra Lima en una nota de la sección El agudo de Clarín) y recomendó que, a la salida, todos se compraran un pollo al spiedo: “Pero pídanlo para llevar y disfrútenlo”, reflexionó seriamente. “Porque ahora lo que más importa es el tiempo, pero dentro de poco lo más importante va a ser el agua. Así que no sé si decirles que no pierdan el tiempo o que cierren la canilla”.

Notas relacionadas

Pity en Rolling Stone | En el número de marzo de RS, la nota de tapa es una entrevista íntima con el líder Intoxicado antes de la edición de su nuevo disco. Mirá, en exclusiva, un video de la nota y la producción de fotos de RS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?