Suscriptor digital

Aduana: condenan a 10 años de prisión a Juan Carlos Delconte

El ex funcionario radical fue acusado de contrabando agravado.
(0)
8 de julio de 1998  

El juez en lo penal económico Guillermo Tiscornia condenó a 10 años de prisión a Juan Carlos Delconte, administrador nacional de Aduanas durante la gestión del presidente Raúl Alfonsín.

El magistrado -a quien la semana última la Comisión de Juicio Político acusó por mal desempeño y posible comisión de delito en la instrucción de las controvertidas causas del oro y de la aduana paralela, responsabilizó a Delconte por contrabando agravado.

Fuentes cercanas a la investigación indicaron que "conforme la declaración de ex funcionarios de la Aduana, el producto obtenido por el contrabando se habría destinado a la Junta Coordinadora del radicalismo, que dirigía una oficina que funcionaba en Sarmiento al 600".

Pero dos diputados que integraron esa línea interna de la UCR negaron ayer a La Nación que la Coordinadora haya tenido vínculos con "los negocios sucios de Delconte ni de algún puntero menor".

La fiscal María Luz Rivas Diez, que había pedido una pena de 12 años de encierro, apeló el fallo ante la Cámara en lo Penal Económico.

Podría ser encarcelado

Si la condena queda firme, el ex funcionario radical deberá volver a prisión, que dejó en 1994, cuando fue excarcelado. Esta investigación se inició en febrero de 1991, por lo que el expediente se tramita según el viejo Código Procesal Penal.

A criterio del juez, el ex funcionario "montó una organización en el área operacional del aeropuerto internacional de Ezeiza, a partir de la instalación de un registro paralelo de solicitudes particulares apócrifas, que permitió la elusión lisa y llana de los controles aduaneros".

Tiscornia consideró probado que Delconte permitió "la propagación de una colosal maniobra de contrabando, a partir de la fuga en gran escala de mercaderías de procedencia extranjera". Así se habría provocado "un devastador perjuicio al Estado". Según la resolución, Delconte se valió para delinquir de dos cómplices que "operaban con su respaldo en el aeropuerto de Ezeiza y se encargaban de asegurar la fuga clandestina de la mercadería contrabandeada".

Uno de ellos es el ex policía de la provincia de Buenos Aires Alberto José Hanze, que también fue condenado, y el otro, Roberto Fernández, un ex asesor de Delconte que está prófugo, según fuentes judiciales.

El magistrado destacó el "desenfado e inusual desparpajo con el que se operó" e indicó que "la maquinaria delictiva llegó a límites insospechados".

Mencionó, por ejemplo, que las personas destinatarias de la mercadería tenían -en los documentos falsificados- nombres de fantasía: Napoleón Bonaparte, Nicolás Avellaneda y José de San Martín fueron algunos de los personajes a los que supuestamente se les enviaba mercadería.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?