Walt en China

El espíritu Disney otra vez
(0)
9 de julio de 1998  

"Mulan" (Mulan/1998) producción norteamericana de dibujos animados presentada por Buena Vista. Guión: Rita Hsiao, Christopjer Sanders, Philip Lazebnik, Raumond Singer y Eugenia Bastwick-Singer. Música: Jerry Goldsmith y Matthew Wilder. Letra de las canciones: David Zippel. Diseño de producción: Hans Bacher. Dirección: Barry Cook y Tony Bancroft. Duración: 88 minutos. Calificación: apta para todo público.

Nuestra opinión: muy buena

En la trigésima sexta producción de largometraje, los estudios Walt Disney apostaron a una historia basada en una milenaria leyenda china y decidieron honrar a la tradición de aquel país por medio de la emoción, del humor y del más efectivo entretenimiento.

Ubicado en el vasto y misterioso paisaje de la China antigua, el relato de Mulan comienza con dos acontecimientos concurrentes y opuestos. En la frontera más remota del país, marcada por la impresionante Muralla China, el sanguinario Shan-Yu, líder de los hunos, y su gran ejército han lanzado una invasión que puede convertirse en una tragedia bélica. El emperador responde eligiendo a un hombre de cada familia para prestar servicio en las filas imperiales y envía a su obediente edecán para que ejecute la orden.

Entre tanto en una aldea distante, Mulan, única hija de la familia Fa, se prepara para el decisivo encuentro con el hacedor de matrimonios. La sociedad dispone que debe casarse para honrar a la familia, y la muchacha desea desesperadamente complacer a sus padres. Pero ella es un espíritu libre que no encaja del todo dentro del modelo tradicional.

De vuelta a su casa Mulan es consolada por su comprensivo padre, ya que no pasó las pruebas matrimoniales, y el anciano líder de la familia, único hombre de ese hogar, se apresta a cumplir las órdenes del emperador y pelear contra los hunos. Mulan reflexiona profundamente y sabe cuál es su deber. Desafiará a la tradición y tomará el lugar de su padre en el ejército. Prepara un osado disfraz y parte para la batalla con su brioso caballo Khan, el pequeño dragón Mashu y el diminuto grillo de la buena suerte, demostrando que la valentía y la fuerza de sus intenciones le serán suficientes elementos para derrotar al enemigo.

Belleza y talento

Como en todas las obras que poseen el sello de Walt Disney, Mulan se transforma en una épica aventura con trazos de amor que habla, en esta oportunidad, por medio de un muy claro código sobre la honestidad y la verdad y de cómo el mayor poder proviene de ser uno mismo, más allá de las antiguas tradiciones y de las simples obediencias.

El film -posiblemente uno de los más atractivos salidos de los estudios de ese mago del dibujo animado- posee una belleza visual de enorme paciencia, de notable poesía y de divertidas situaciones.

Nuevamente el espíritu de Walt Disney, esta vez de la mano de los inteligentes directores Barry Cook y Tony Bancroft, apuesta al servicio del más candoroso entretenimiento y sale airoso.

Mulan, que en algunos cines se exhibe en su idioma original con leyendas y en otros se presenta doblada al español, será, indudablemente, otro éxito de los estudios Disney, cuyos responsables no descansan en la nada fácil tarea de superarse con cada una de sus ciclópeas realizaciones.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios