Suscriptor digital

"La historia lo va a juzgar mal"

Lo dijo el senador Pichetto, jefe del bloque kirchnerista; acusó al vicepresidente de "hacerle un daño muy importante al Gobierno"; Y agregó: "lo que pasó no ocurre en ninguna democracia"
(0)
17 de julio de 2008  • 17:53

Fue el hombre al que apuntaron todas las miradas apenas Julio Cobos anunció su voto en contra del proyecto del Gobierno para ratificar las retenciones móviles en el Congreso. Y esta mañana fue la primera voz del oficialismo que cuestionó en duros términos al vicepresidente.

"No comparto el voto del vicepresidente la historia lo va a juzgar mal, es incomprensible", lanzó esta mañana Miguel Angel Pichetto, el jefe del bloque de senadores kirchneristas .

Sus palabras fueron una réplica directa a una de las frases pronunciadas por Cobos esta madrugada antes de revelar su voto en contra.

Cristina en silencio. Más allá de las palabras del senador, crece la expectativa por la reacción de la Casa Rosada y, en particular, por la aparición de la presidenta Cristina Kirchner.

Voceros de la Casa Rosada indicaron a lanacion.com que la única actividad que figura en la agenda de la Presidenta es un viaje a Chaco esta tarde para inaugurar un aeropuerto provincial.

"Increíble". El embate de Pichetto contra Cobos no se detuvo allí. "Lo que pasó [en el Senado] no sucede en ninguna democracia. El de las retenciones fue un proyecto de su gobierno y es inentendible lo que hizo", añadió respecto de la decisión del ex gobernador de Mendoza.

"Le hizo un daño muy importante a su gobierno y genera un distanciamiento muy profundo del Gobierno", completó en declaraciones a radio 10.

Sin comentarios. Otros dos hombres del oficialismo que se mostraron hoy en público evitaron referirse a la decisión de Cobos: el secretario de Transporte Ricardo Jaime y el gobernador bonaerense Daniel Scioli.

“¿Cobos es un traidor?”, se le preguntó a Jaime durante la conferencia de prensa que dio para anunciar que se reestatizará Aerolíneas. “No hago comentarios”, se limitó a responder visiblemente molesto.

En la misma línea se expresó el mandatario bonaerense durante un acto en La Plata. "No tengo ningún comentario. Cumplimos con la responsabilidad que cada uno tiene", señaló.

Enseguida, buscó desviar el eje de la polémica por la decisión de Cobos y, en cambio, destacó el funcionamiento del Congreso. "Quedó claro cómo, a pesar de las conjeturas y las cosas que se habían dicho respecto de que el Parlamento era solamente una escribanía del Poder Ejecutivo o sobre la especulación del voto de algunos legisladores. Se vio todo de cara a la sociedad, como corresponde", dijo.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?