Homenaje a Toto Rotblat

Los Fabulosos Cadillacs estrenaron el tema “Nosotros egoístas” en un concierto en tributo al percusionista Gerardo “Toto” Rotblat. También tocaron Los Auténticos Decadentes, Damas Gratis y Dancing Mood.
(0)
22 de julio de 2008  • 11:25

"Ese día sonarán tambores" anunciaba el flyer del Tributo al percusionistas de los Cadillacs, Gerardo "Toto" Rotblat (que falleció el pasado 28 de marzo), organizado por el trompetista Hugo Lobo (director de Dancing Mood, la orquesta con la que Toto brindó su último concierto) y Flavio Cianciarullo. Y ese día llegó. Fue el martes pasado, en un Niceto repleto (casi sin publicidad, a puro amor y "de boca en boca", con una entrada económica a total beneficio de la familia Rotblat). Tocaron Satelite Kingston, Me Darás Mil Hijos, Misterio (el power trío rockabilly que Flavio Cianciarullo comparte junto a su hijo, Astor, de apenas 10 años), Orquesta Jabalí (el proyecto personal de Rotlblat), Los Auténticos Decadentes, Dancing Mood, Damas Gratis, Mimi Maura, Flavio y La Mandinga y, claro, Los Fabulosos Cadillacs. De hecho, el grupo interrumpió la grabación del nuevo disco para adelantar "Nosotros egoístas", uno de los temas que será parte de la nueva placa, en homenaje a Rotblat.

En un ambiente de camaradería en el backstage, y de constantes crossovers sobre el escenario, los músicos recordaron al amigo y al colega del mejor modo posible: haciendo lo que los unía, música.

En esta serie de video-entrevistas en el backstage, el recuerdo de Sergio Rotman y Nito y el Francés, de Los Auténticos Decadentes.

Mirá la nota con Sergio Rotman

Mirá la nota con Los Auténticos Decadentes

La letra de "Nosotros egoistas" de Los Fabulosos Cadillacs

Cómo quisiéramos

que te quedaras con nosotros...

pero todo se apaga.

Pero que dure una eternidad

cuando te reías...

Palermo, los tambores sin consuelo

y nosotros egoístas.

Siempre estallabas,

el pulso del ritmo de tu voz

sobre nuestras espaldas.

Ahora sos como el arte de caricias

que nos hacen falta.

Oh, Dios...

Palermo, los tambores y nosotros egoístas.

Hoy ya no somos lo mismo.

Se nos hace difícil actuar

por quererte y no tenerte.

Nunca dejaremos de escuchar

lo que no nos dijsite,

el día que te fuiste.

El as del ritmo,

el as del ritmo.

Palermo, los tambores y nosotros egoístas.

Hoy ya no somos lo mismo.

Cómo quisiéramos

que te quedaras con nosotros

cuando te reías.

Hoy ya no somos lo mismo.

Eras el ritmo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?