Buscan al entregador de las obras de Berni

Interpol publicó la lista en Internet

28 de julio de 2008  

Mientras los quince cuadros de Antonio Berni robados anteayer en la calle en Munro ya figuran en Internet, los investigadores buscan el nombre del entregador que habría filtrado la información sobre el traslado de las obras.

Si bien no se descarta la posibilidad de un pedido de rescate al propietario de las piezas -el hijo del artista, José Antonio Berni-, los detectives de la policía bonaerense se reunieron ayer con directivos de la empresa responsable del movimiento de las obras, Delmiro Méndez e Hijo SA. Según fuentes del Ministerio de Seguridad bonaerense, buscaban reconstruir el procedimiento que permitió a los delincuentes interceptar al camión que debía trasladar los cuadros desde el depósito de esa empresa, en Munro, hasta la casa del hijo del pintor, en la Capital.

Como informó ayer LA NACION, es norma de esa empresa, con 80 años de antigüedad en el tema, mantener la confidencialidad sobre el contenido de los traslados. Uno de sus propietarios, Lucio Méndez, dijo el día del robo que "muy poca gente sabía lo que se trasladaba, y los empleados se enteran de lo que tienen que llevar en el momento. La información no salió de la empresa".

A sólo dos cuadras del depósito de Méndez, a las 7.45 del sábado, dos hombres vestidos con ropas similares a las que usan los policías detuvieron el camión con los cuadros. A punta de pistola condujeron a los tres empleados de Delmiro Méndez a la ruta Panamericana, donde los esperaban otro hombre y un camión. De las 17 obras que llevaban, los delincuentes dejaron dos, porque no cabían en su camión. Entretuvieron a los empleados de la empresa de traslados, les ofrecieron desayunar y les dejaron mil pesos a cada uno. Excepto por estos últimos detalles, el modus operandi de los delincuentes es el mismo de una banda detenida por la policía bonaerense hace unos dos meses.

Fuentes policiales estimaron ayer, en diálogo con LA NACION, que los autores del robo serían argentinos. Descartan la posibilidad de que haya sido patrocinado por intereses foráneos, dado el interés casi exclusivamente nacional por las obras de Berni.

El comportamiento del mercado de arte argentino orienta también las hipótesis sobre cuáles podrían ser los futuros movimientos de quienes se apoderaron de los cuadros. "Es probable que intenten venderlos a personas que ya hayan adquirido objetos de arte robados, pero les resultará muy difícil porque ya tienen pedido de secuestro", dijo un vocero de Interpol. Opinó que sería muy dificil que puedan ser sacadas del país, por lo que considera firme la posibilidad de que pidan rescate.

Obras en la Web

Desde la madrugada de ayer, los cuadros robados figuran en la página web de Interpol ( www.interpol.gov.ar ). Fueron ingresados a ese sitio por agentes de la policía, con la colaboración de José Antonio Berni, en la noche del sábado.

Las fotos de los quince cuadros y sus descripciones se sumaron a los pedidos de secuestro de otras ocho obras del mismo artista que fueron robadas entre 1989 y 2007. Si bien la evaluación de las obras alcanzaría los cuatro millones de dólares, según fuentes de Interpol, el monto del seguro no sería muy alto.

Para los detectives, la investigación llevará meses. Ayer dieron apenas los primeros pasos. El hijo del recordado artista rosarino, en diálogo con LA NACION, auguró que los plazos serán más breves. "Esperemos que en cualquier momento nos enteremos de que dejaron los cuadros «olvidados»en algún lugar", dijo.

TEMAS EN ESTA NOTA