Prueba de fuego sobre la nieve

Tras efectuarse las pruebas clasificatorias en Suecia, la Argentina y Chile recibirán el tradicional Camel Trophy Tierra del Fuego 1998.
Roberto Berasategui
(0)
16 de julio de 1998  

FAVIKENS, Suecia.- "Puede que le parezca increíble, pero aquí dependemos mucho de las condiciones climáticas, más allá de los adelantos tecnológicos", comentaba Paul, un lugareño que se entusiasmaba cuando explicaba los detalles de una zona en la que Dios fue muy generoso con el paisaje que brindó. Aquí, a 700 kilómetros al norte de Estocolmo, donde en pleno invierno se desarrolla la temporada de esquí más importante del país, con la mejor infraestructura, el amigo comentaba que esperaban con ansias que los lagos se congelen, ya que a través de esas extensas pistas heladas, las distancias se acortan hasta 100 kilómetros utilizando los improvisados caminos sobre el suelo blanco.

"Se colocan balizas que marcan el camino y se transitan los lagos. Los autos deben estar separados por más de 20 metros entre sí, porque debajo del bloque de hielo se producen olas y ellas pueden quebrar la capa de hielo. Todos los días, las autoridades viales perforan un sector para evaluar el espesor del hielo. Si hay más de 30 centímetros, se habilita la ruta", agregaba Paul, mientras los más chicos se animaban a patinar sobre la pista natural que reflejaba las grandes montañas que la envuelve.

Un lugar privilegiado

Con estas particularidades se desarrolló el selectivo del Camel Trophy 1998 a sólo 25 kilómetros de Are, el centro de invierno más exclusivo de Escandinavia. Aquí se definieron los equipos que a partir del 5 del mes próximo participarán en la tradicional prueba de aventura, que por primera vez se efectuará sobre la nieve, desde Santiago, Chile, hasta Tierra del Fuego.

Con temperaturas que oscilaban entre los 4 y los 8 grados bajo cero y sometidos a múltiples exigencias deportivas, de inteligencia y de espíritu deportivo, los candidatos se esforzaron para ocupar los dos lugares de cada uno de los 20 equipos que se enfrentarán a las adversidades climáticas del invierno patagónico.

Sobre la base de la conducción de los Land Rover Freelander 4x4 sobre superficies congeladas, se desarrolló la clasificación en la que también se examinaron aptitudes con malacates, mecánica ligera, mountain bike, navegación por mapas, brújula, GPS y las prácticas de deportes de invierno (esquí, snowboard, raquetas de nieve) y kayak. Cada disciplina fue seguida bajo la lupa de las autoridades deportivas.

Los representantes argentinos

El team argentino estuvo integrado por Nicolás Betinelli, Víctor Bozic (ambos fueron seleccionados por la Argentina), Tomás Djarpic y Marcos Couch, quienes llegaron a Suecia tras pasar por un clasificatorio en Mendoza. En la tradicional prueba (que no tiene relación con la marca de cigarrillos) no se buscan superatletas, sino deportistas que interpreten la filosofía de la competencia: espíritu de equipo, sensibilidad hacia la aventura e iniciativa personal.

El hecho curioso lo protagonizó España, ya que competirá en la Cordillera de los Andes con un equipo integrado por mujeres. Es la primera vez en la historia de esta competencia que un país estará representado por un team compuesto por chicas. En este caso, Emma Rosa, bioquímica, de 24 años, estará acompañada por Patricia Molina, de 23, que cursa las últimas materias para obtener el título de profesora de educación física.

"Le puedo decir más de esta zona -agregaba Paul-. Aquí tenemos grandes extensiones de bosques. Y gracias a ello, explotamos la producción de madera. Antiguamente, se ubicaban los troncos en los ríos congelados y cuando las temperaturas subían, el agua se los llevaba por el río y en varias ciudades los tomaban, evitando así el gasto con el transporte. Hoy todavía se utiliza este método tan antiguo. Se hace más por tradición que por comodidad. Pero aquí vivimos de las tradiciones. Es como si fuera nuestro propio Camel Trophy".

Caminos blancos

Desde aquella arriesgada experiencia en el corazón del Amazonas, allá por 1980, el Camel Trophy es el símbolo de los aventureros. Es la prueba que despierta el interés en aquellos que intentan superar diversos objetivos y que encuentran en esta competencia el sitio adecuado para explorar los más variados lugares a bordo de los más avanzados vehículos 4x4.

Si bien es casi una costumbre transitar los adversos caminos tropicales, sorteando arena, ripio y barro, ahora la nieve y el hielo serán los escollos principales. El primer "Camel Trophy blanco" se efectuará durante 20 días por la Cordillera de los Andes. También representará la competencia más larga de la tradicional prueba, ya que transitarán cerca de 5000 kilómetros (los caminos sólo se conocerán minutos antes de la partida) al unir Santiago, Chile, con Ushuaia. Los 20 equipos representarán a Alemania, Austria, Dinamarca y Noruega, Estados Unidos, España, Finlandia y Suecia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Holanda, islas Canarias, Italia, Japón, Portugal, Rumania, Rusia, Sudáfrica, Suiza, Turquía y la Argentina.

Bien equipados

A bordo de los Land Rover Freelander, cada team se trasladará con un equipo de telefonía satelital, tres mountain bike, tres pares de esquíes, dos snowboards, seis pares de raquetas para nieve, dos kayaks, carpas, bolsas de dormir, víveres y accesorios por algún desperfecto mecánico.

Los puntos son obtenidos de acuerdo con los siguientes aspectos: manejo de las 4x4, kayak, mountain bike, los deportes andinos y el espíritu de equipo. El puntaje se otorga a través de los sitios de descubrimiento (lugares de difícil acceso) y de aventura (kayak o mountain bike, por ejemplo). La Patagonia recibirá a la afamada competencia mundial, que encierra deporte y aventura. En un escenario natural inmejorable, el Camel Trophy escribirá otro capítulo.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios