El oficialismo se suma a las críticas contra el Indec tras el impacto negativo del índice de inflación en los mercados

El jefe del bloque de diputados kirchneristas sostuvo que es necesario inyectarle una "dosis de credibilidad" al organismo; referentes de la oposición coincidieron en que el alejamiento del secretario "es cada vez más necesario"; trabajadores del Indec opinaron que la desconfianza evidenciada ayer volvió a probar su "incapacidad"
(0)
12 de agosto de 2008  • 18:06

El polémico índice difundido ayer por el Indec, que ubicó la inflación de julio en 0,4 por ciento, menos de un cuarto de lo que indicaban las mediciones privadas, reforzó las críticas se hicieron sentir desde todos los sectores, incluido el oficialismo, y tal como viene ocurriendo hace meses, el principal destinatario de los cuestionamientos fue el polémico secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

El jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria (FPV), Agustín Rossi, se sumó a los cuestionamientos al Indec y citó una frase que pronunció el nuevo jefe de Gabinete, Sergio Massa, cuando asumió su puesto: "Tenemos que inyectarle una dosis de credibilidad al Indec", admitió Rossi.

El jefe de los diputados kirchneristas evitó pronunciarse sobre si confía o no en los índices oficiales, pero aclaró que un cambio es necesario porque "estas estadísticas no pueden tener este tipo de desconfianza en la sociedad".

El ataque de la oposición. El primero en embestir contra Moreno fue el jefe de la UCR, el senador Gerardo Morales, que lo acusó de "poner en el Indec a una patota de 250 personas para presionar a los trabajadores de ese organismo" y así "poder tergiversar" el Indice de Precios al Consumidor (IPC).

"En algún momento al Gobierno le tiene que caer la ficha de que necesitamos de una vez por todas un ministro de Economía en serio y que hay que dejar de manipular los datos de la realidad. Tiene que poner los pies sobre la tierra", reclamó el legislador.

En el mismo sentido, añadió: "Lo que más preocupa es el hecho de que el Gobierno siga tratando de hacernos creer que la inflación es del 12 por ciento anual, como dijo Moreno en el Senado, cuando está entre el 25 y el 30 por ciento".

Además, en declaraciones a radio Continental, afirmó que la inflación es "un tema central" y "el problema más grave que tiene la economía hoy".

Viejo reclamo. También el jefe del bloque de diputados de la Coalición Cívica, Adrián Pérez, apuntó contra Moreno. "El impacto directo que el índice difundido ayer tuvo sobre los mercados refuerza nuestro reclamo de que Moreno sea separado del Gobierno. No se puede seguir sosteniendo su presencia, ni el esquema de medición que defiende ni la dependencia del Poder Ejecutivo que creó en el Indec", arremetió en diálogo con lanacion.com.

"El desplazamiento de Moreno es cada vez más necesario. Es el actor principal, es quien intercede para que todo esto ocurra", completó.

El diputado Francisco De Narváez, por su parte, evaluó que el saneamiento del Indec debe ir más allá del reemplazo de Moreno y la eliminación de su influencia en el Indec.

Más que Moreno. "La presencia de Moreno, en definitiva, es indiferente. Lo que se tiene que corregir son las políticas que se aplican a través de él", argumentó el legislador de Pro.

En declaraciones a este medio, añadió que "la desconfianza" que ayer mostraron los mercados tras la difusión del índice de inflación "no fue sólo por la falsedad del Indec, sino también por la incapacidad del Gobierno para fijar una agenda y resolver los problemas".

Para Raúl Llaneza, secretario general de ATE-Indec, "la mentira" es historia conocida dentro del organismo, pero advirtió a lanacion.com que esta vez se le sumó la influencia directa en los mercados. "Esto no sólo impacta en el consumidor, también es un golpe para quienes ayer habían creído que invertir en bonos era negocio. Estamos ante una prueba más de que no se le pueden dar tareas importantes a gente que no está capacitada", aseguró en evidente alusión a Moreno.

"No es el número". Aunque con más cautela, los cuestionamientos también llegaron desde la Unión Industrial Argentina (UIA). Su titular, Juan Carlos Lascurain, cuestionó el número difundido por el Indec.

"El 0,4 no es el número, independientemente de que pueda haber en algún rubro una baja. En determinados sectores ha habido aumentos salariales por encima de las pautas oficiales, lo que un reconocimiento de un valor superior de inflación", señaló.

El empresario rechazó opinar acerca de cuál sería un índice más ajustado con la realidad. "Con el recuerdo que tenemos los argentinos, el tema inflacionario es absolutamente delicado como para tratarlo ligeramente y dar números que muchos están tirando al azar", se excusó.

"Hilaridad". También los banqueros hicieron oír su rechazo a la permanencia de Moreno. "Es un secretario de Estado que le está haciendo mucho daño a la presidenta [Cristina Kirchhner]", advirtió el titular del Banco Provincia (Bapro), Guillermo Francos.

En este punto, arremetió contra el Indec. "Lo del Indec es casi una afrenta todos los días. Nadie lo tiene en cuenta. Causa hasta hilaridad, quita seriedad a un Gobierno que trata de hacer cosas razonables, pero tiene estas aristas", enfatizó Francos en diálogo con radio Global Station.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.