Suscriptor digital

Astillero, tango en tiempo real

El festival sigue su marcha con grupos que convocan otro público
(0)
22 de agosto de 2008  

El festival se sigue mostrando como un espacio de tolerancia entre el aficionado tradicional y el nuevo público medio. Chicos de veintipico que husmean por Harrods tratando de entender qué es lo que cautivó a sus abuelos, padres y turistas. Pasean por un decorado de antaño, arañas vintage, mobiliario de época, locales con zapatos y ropa para bailar. ¿Qué tiene el tango de especial?, se preguntan los jóvenes con un gesto de incógnita dibujado en el rostro. Hasta que algo los sacude. Y eso que los sacude se puede llamar Astillero, la propuesta del joven director y pianista Julián Peralta, ex integrante de la Orquesta Típica Fernández Fierro.

El grupo maneja códigos generacionales más fáciles de asimilar para el oído neófito de tango. Primero aparece Alfredo Casero, haciendo uno de sus clásicos morcilleos y logrando algunas verdades tangenciales que aparecen en el tango por estos días: "La otra vez me crucé con un dinamarqués y lo primero que me preguntó era sobre tango y sobre mi equipo de fútbol".

Los veteranos miran el delirio de Casero con desconfianza pero se quedan y hasta se ríen con su extraño monólogo sobre la porteñidad.

Julián Peralta aparece en escena con su sexteto (una formación atípica para una típica) y marca la cancha con su concepto sonoro de ruptura. Lo más sobresaliente de su búsqueda es la tormentosa sonoridad del grupo.

La violencia sónica de Astillero es una realidad tan contundente como el ataque de las cuerdas y los fueyes. Tan contundente y real como la voz de Peyo, un cronista suburbano que recuerda más al Indio Solari que a los cantores de típica en temas como "Capataz". En esas composiciones nuevas, algunas instrumentales y otras con letra, aparece un tango descarnado y poco complaciente. No está el romanticismo del ayer, y el reloj del tiempo parece avanzar lentamente, como en una fábrica. Astillero tiene una pulsación casi maquinal, cada instrumentista avanza sobre la música como si fuera parte de un pesado engranaje y se acelera de acuerdo con el tempo que marca el director de orquesta. La atmósfera urbana de su música impregna el ambiente. Astillero suena real: suficiente para convencer al veterano y al nuevo aficionado, que quiere saber de qué se trata el tango actual.

Agenda del día

11.00 Leopoldo Federico ofrece un seminario sobre la típica. Escuela Orlando Goñi. Av. Independencia 584.

13.00 "Cuesta abajo", con Carlos Gardel. Harrods, Florida 877.

17.00 Hamlet Peluso, encuentro con el coleccionista. Coordina: Gabriel Soria. Harrods.

18.00 Caracol en su tributo a Gardel y temas de su nuevo CD. Salón de conferencias Harrods.

19.30 Pablo Banchero presenta su nuevo CD, Modales y finura. Academia del Tango, Av. de Mayo 1222.

23.30 Dúo Fuertes-Varnerín, con sus valsecitos criollos. Las Violetas, Av.Rivadavia 3899.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?