El Marqués fue un delantero notable

(0)
14 de septiembre de 2008  

Afectado por una diabetes, murió anteayer, a los 71 años, en el Instituto Rodríguez Ortega, de Vicente López, el ex jugador de Racing Rubén Héctor Sosa. El Marqués, como lo apodaban, jugó en el club de Avellaneda entre 1958 y 1964. En dicho período disputó 141 partidos y marcó 82 goles, e integró los planteles campeones del 58 y el 61. El fútbol argentino lo recordará como el goleador de los torneos del 59, 60 y 62. En la selección argentina jugó 18 partidos y convirtió 11 goles; disputó dos torneos sudamericanos e integró el conjunto nacional que participó en el Mundial de Chile 62.

El Marqués fue un delantero notable, de elegante técnica y dueño de un impecable cabezazo. Había nacido el 14 de noviembre de 1936. Luego de jugar en Platense, llegó a la Academia en 1958. Allí integró una memorable línea delantera junto a Corbatta, Pizzuti, Mansilla y Belén. Se fue de Racing en 1964 para jugar en Cerro, de Uruguay.

En su homenaje, los jugadores de la Academia llevaron un brazalete, y antes del comienzo del partido se realizó un minuto de silencio. Hoy, a las 9, se celebrará una misa en el cementerio de Olivos.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.