Suscriptor digital

Lorenzino: el Club de París está conforme

El secretario de Finanzas, confiado
(0)
18 de septiembre de 2008  

El Club de París recibió ayer con agrado el anuncio del pago de la deuda que la Argentina mantiene impaga desde 2001 y decidió abrir la puerta para la renegociación del monto final.

Así lo indicó anoche el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, después del encuentro de los acreedores de la Argentina, que se reunieron en la capital francesa.

El Gobierno calcula que la deuda está en torno de los US$ 6700 millones, como indicó días atrás la presidenta Cristina Kirchner, pero el club ha dejado trascender que asciende hasta US$ 7900 millones si se contabiliza el total de los intereses y los punitorios.

Hoy, el secretario general del club, Xavier Musca, podría dar a conocer algún comentario respecto de este encuentro, del que no participó ningún funcionario argentino de peso.

Se prevé que en las próximas semanas haya reuniones para "conciliar cifras", según indicó anoche, en declaraciones al programa de televisión por cable A dos voces , que se emite por TN.

Lorenzino participará de la gira a Nueva York con Cristina Kirchner, donde tomaría contacto informal con los acreedores del Club de París, mientras los técnicos del Palacio de Hacienda comienzan el complejo proceso de definir el monto exacto de cada una de las deudas pendientes con los 19 países acreedores.

Respecto del encuentro de ayer, Lorenzino negó que haya surgido alguna presión para que el Gobierno avance también sobre la deuda en default con los bonistas, que ronda los US$ 31.000 millones. "Enfáticamente no", declaró el secretario de Finanzas.

"Hubo satisfacción por el anuncio del pago y ahora hay que ponerse de acuerdo respecto de la cifra", agregó el funcionario. Indicó que "estamos en la tarea de conciliación de cifras y, a partir de eso, vamos a tener en claro qué es lo que resta pagar".

La Presidenta había afirmado que se pagaría con reservas del Banco Central US$ 6706 millones, pero enseguida, desde la Jefatura de Gabinete, que conduce Sergio Massa, se dejó trascender que al contado sólo se pagarían los vencimientos caídos, mientras que se intentará reducir el monto de los atrasos.

Por otro lado, Lorenzino se refirió ayer a la crisis financiera internacional que, para varios funcionarios, le restó potencia al anuncio de la Argentina de pagarle al Club de París.

"La gente aprendió del efecto Tequila y de las crisis de Asia, porque después de cada una de estas crisis tuvimos una caída grande del PBI, cosa que ahora no está ocurriendo", aseguró el funcionario.

Por otro lado, expresó que la fuerte suba del riesgo país, ubicado casi al tope de la región (sólo superado por el de Venezuela), "no es una cuestión puntual de la Argentina; en esta turbulencia el impacto ha sido parecido en todas las economías emergentes".

"La desconexión de la Argentina [de los mercados] no es una bondad, pero hoy nos sirve", concluyó.

Réplica de Elliot

  • El fondo de inversión NML del grupo Elliot, que logró, junto con Dart, un embargo judicial de US$ 72 millones depositados en la sucursal de Nueva York del Banco Nación, reiteró ayer que esos recursos son del Gobierno. "Mientras la presidenta del BNA Marco del Pont afirmó que el banco tiene sus propios recursos, la presidenta Kirchner firmó un proyecto de ley que permite al Gobierno tomar créditos del Nación para financiarse", indicó NML en un comunicado.
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?