Suscriptor digital

Militar y con fuertes vínculos con los Kirchner

Roberto Bendini se convirtió en Jefe del Ejército hace cinco años de la mano del ex presidente
(0)
18 de septiembre de 2008  • 21:21

Después de cinco años al lado del matrimonio presidencial, el ahora ex jefe del Ejército Roberto Bendini fue echado por Cristina Fernández de Kirchner luego de que fuera procesado por la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia por presunto peculado.

Asumió en su cargo con el ex presidente Néstor Kirchner, que lo trajo desde Santa Cruz, y padeció los vaivenes judiciales.

La justicia de Comodoro Rivadavia lo procesó, sin prisión preventiva, por haber manejado por fuera de la contabilidad oficial fondos de la Brigada Mecanizada XI, que comandó hasta mayo 2003, antes de asumir como máxima autoridad de la fuerza.

Pero la situación de Bendini aparecía en riesgo, desde hacía tiempo, por la investigación del Ministerio de Defensa que denunció un sistema irregular de contrataciones de bienes y servicios en el Ejército y determinó que el posible fraude al Estado alcanza los 40 millones de pesos.

Relación K. El vínculo de Bendini con los Kirchner fue siempre fuerte. El matrimonio presidencial siempre lo consideró un hombre de extrema confianza y tuvo con él una larga relación.

Bendini sufrió reiteradas crisis a punto tal que Cristina Kirchner tuvo que ratificarlo en su cargo en dos oportunidades. Una fue luego de la denuncia por presunto fraude que presentó a la Justicia la ministra de Defensa, Nilda Garré, y la otra ocurrió en diciembre de 2007, a pocos días de que la Presidenta llegó a la Casa Rosada. En aquel entonces confirmó entonces a toda la cúpula de las Fuerzas Armadas, en una suerte de reacción para reordenar el convulsionado frente militar.

Es que en ese momento Bendini había sido blanco de las críticas ante la caída del entonces jefe de Inteligencia del Ejército, Osvaldo Montero, uno de sus protegidos.

En Santa Cruz. Antes de asumir como jefe del Ejército, Bendini había encabezado un centro de estudios estratégicos del Ejército en Santa Cruz. En varios regimientos militares se desarrollaron esos núcleos de estudios como forma de incrementar el acercamiento con la comunidad.

Bendini, a cargo de la Brigada Mecanizada XI, en Río Gallegos promovió diversas alternativas que interesaron al entonces gobierno de Néstor Kirchner.

Carrera militar. A los 58 años, casado con Marta Amelia Piñero y con cuatro hijas -todas coinciden con su primer nombre, María-, el general Bendini llegó a la jefatura del Ejército como parte de la promoción 100a. del Colegio Militar, del que egresó como subteniente el 18 de diciembre de 1968.

Luego de pasar por la Escuela de Caballería, el regimiento de tanques 8 Cazadores de Necochea fue su primer destino. Como oficial subalterno también fue asignado al batallón logístico 9, al Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín, al Colegio Militar y a la Escuela Superior de Guerra.

Como oficial jefe entregó el comando de la V Brigada de Infantería y tuvo su lugar en la secretaría general del Ejército; además prestó servicio en la jefatura de Operaciones.

En marzo de 2001 llegó a la XI Brigada Mecanizada con el cargo de comandante. Había ascendido a general de brigada tres meses antes. Un año después que varios de sus compañeros de promoción.

En ese puesto se mantuvo hasta que el ex presidente Kirchner lo eligió para tomar el mando del Ejército bajo su gestión. Hoy deja ese puesto, complicado por la Justicia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?