El adiós a Aída Olivier

(0)
4 de agosto de 1998  

Falleció la actriz y bailarina argentina Aída Olivier. Había sobrevivido casi tres años a la muerte de su marido, el actor Arturo García Buhr.

Olivier era porteña de ascendencia francesa. En los finales de la década de 1920 y en la de los 30 se había destacado como intérprete y bailarina en teatros de revistas, especialmente en el Maipo.

La radio era entonces el vehículo para alcanzar todos los rincones del país. El cine venía inmediatamente. Aída Olivier frecuentó más los escenarios que la pantalla grande, aunque en ésta dejó huellas en lejanos títulos tales como "Noches de Buenos Aires" (1935), "Busco un marido para mi mujer" (1937) y "Maestro Levita" (1938).

A fines de los 30 también, la desaparecida actriz fue noticia "del corazón" cuando, después de un muy sonado romance y matrimonio con Pepe Arias, desapareció de las lides artísticas, se decía que secuestrada por Arturo García Buhr, con quien compartió el resto de su vida.

Aída acompañó al actor en el teatro y en el exilio que debieron soportar entre 1951 y 1955. El matrimonio había huido a Chile y de allí viajó al Uruguay hasta su regreso, en 1955. En varias oportunidades los García Buhr subieron a los escenarios, antes y después del exilio, con piezas tales como "La petite hutte", que representaron en francés, en 1951, y "Mi mujer, la sueca y yo", en 1967. La crítica de La Nación elogió siempre sus actitudes de "gran comediante".

Sus restos fueron sepultados en la Recoleta y serán incinerados al mismo tiempo que los de García Buhr, que falleció en 1995.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?