Empate polémico de Aldosivi

Un penal inexistente sancionado por el árbitro Rietti le permitió igualar 1 a 1 ante Belgrano
(0)
13 de octubre de 2008  

MAR DEL PLATA.- Esta es la historia de cuando un fallo injusto es capaz de hacer justicia. Porque el árbitro Guillermo Rietti cobró una mano inexistente en el área de Belgrano, de Córdoba, y así le permitió a Aldosivi encontrar, mediante un penal, el gol de la igualdad que merecía y se le negaba. Con el empate 1 a 1, los marplatenses se mantienen en la cima, aunque si hoy Atlético de Rafaela se impone sobre San Martín, de San Juan, el mando cambiará de mano.

Desde el comienzo, alentado por casi 12.000 espectadores, fue el equipo local el que buscó con mayor decisión el arco rival. Pero en el primer contraataque, Chavarría encontró un hueco por la izquierda, se filtró entre los defensores y definió ante la salida del arquero Campodónico.

Era un duro golpe para Aldosivi, que ayer volvió a demostrar cuánto le cuesta sumar de local, sobre todo por su falta de efectividad y contundencia. Con Elvio Martínez como conductor, los marplatenses marcaban el camino con intentos de buen juego. Mientras, Belgrano se dedicaba a defender con un juego, por momentos rústico, pero efectivo para el éxito.

Diego Martínez estuvo a centímetros del empate, cuando desperdició una clara oportunidad debajo del arco y con Olave ya vencido. Y Velásquez desaprovechó otra ocasión, con un zurdazo cruzado que se fue apenas desviado.

Los minutos avanzaban y los intentos de Aldosivi se diluían, aunque las mejores situaciones seguían siendo generadas por los locales. Los cordobeses, que con el triunfo se trepaban a la cima, resistían y nada más. Porque ni siquiera tuvieron oportunidad de asestar un contraataque. Cada vez que se aproximaban al área rival, chocaban con la solidez defensiva de Pena, otra vez figura. El zaguero defendió, empujó para mantener el juego en el campo rival y convirtió el gol del empate.

La acción polémica llegó a los 34 minutos del segundo tiempo. Olave despejó a medias y el balón le dio, entre el pecho y el abdomen, a Mansanelli. Rietti vio mano y sancionó el penal. El fallo provocó el delirio de los marplatenses y frustración entre los cordobeses..., algo que también se dio en los últimos días, tras conocerse la resolución de jugar la final de la Copa Davis en La Feliz y no en Córdoba.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.