Todo a pulmón, una recorrida por Di Film

En Florencio Varela funciona este archivo de cine, radio y TV, uno de los más importantes del país y del mundo, abierto a quienes se interesen por la recuperación de la memoria
Fabiana Scherer
(0)
6 de agosto de 1998  

Todo comenzó cuando mi papá me regaló un proyector y algunas películas", recuerda Di Chiara. Tiempo después, y ya sin los pantalones cortos, tenía 1500 films.

Con una larga trayectoria como periodista -actualmente trabaja en Canal 13 y TN-, Di Chiara se ha interesado en rescatar la figurita difícil, todos aquellos films que muchos consideraron perdidos. "Esta búsqueda me dio muchas alegrías y sorpresas, como encontrar películas que ni siquiera sabía que existían", revela el director del archivo de radio y televisión, de Florencio Varela.

"No, no soy coleccionista, advierte ante la calificación. Es cierto que hay muy buenos coleccionistas, pero no me interesa que me denominen de esta manera, porque la mayoría tiene una conducta egoísta, la de conseguir una película y simplemente guardarla."

Perlitas

Sus tres hijos son más que una ayuda. "Ellos están comprometidos con el archivo -dice orgulloso-. Desde que nacieron me ven con la gillette y la acetona restaurando films." Junto al laboratorio de Medios de la Universidad de Lomas de Zamora, Di Chiara trabaja intensamente en la búsqueda de material.

Esta tarea ha dado sus frutos. Entre las perlitas encontradas figuran El hombre bestia (1932), la primera película argentina de ciencia ficción; y Argentina justa y libre, (1931). "Este film es el primero sonoro y no Tango, como se pensaba."

A la lista de títulos nacionales se suman un largometraje de 1924 de Juan Moreyra, además de una serie de films cuyos personajes locales imitaban a los clásicos El Gordo y El Flaco y otros que intentaban hacer lo mismo, pero con Charles Chaplin.

"Actualmente estamos trabajando sobre el cine mudo nacional. Hemos recuperado 1500 películas, entre ellas una joya de Federico Valle, la primera coproducción argentina brasileña, La mujer de medianoche."

Frente a la luz, Di Chiara coloca un pedazo del film de Valle, en el que se vislumbra la letra de una canción y debajo de ésta las notas musicales, para que el pianista de turno tocara la música que se había pensado para la película. Un ejemplo de los primeros pasos de una banda de sonido.

Profetas de otras tierras

El archivo de Di Chiara es conocido en el mundo entero. La muestra itinerante de cine argentino continúa su gira en diferentes países, próximamente en Oslo, Noruega, Ginebra, Suiza y en el Festival Puerto Rico. "Allí presentaré mi película documental El cordobazo."

Para demostrar que no es profeta en su propia tierra, el archivista afirma: "Acá no somos tan conocidos y, sin embargo, nos encontramos trabajando en rearmar cinematecas de dos países europeos y uno sudamericano".

Entre los tantos proyectos que comparte con la Universidad de Lomas de Zamora se encuentran el CD rom sobre Juan Moreyra y el dedicado a la historia del cine argentino.

Como si fuera poco, está a punto de editar un libro sobre la historia de Sucesos argentinos y otro dedicado al dibujante de afiches Ermete Meliante.

Sin subsidio estatal alguno, Di Chiara y su gente apuestan a la recuperación de la memoria, en una ardua tarea que merece ser reconocida.

Archivo de cine, radio y televisión Di Film. Batalla de Callao 741, Florencio Varela. Tel. 255-2609

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?