Puerto Madero se prepara para recibir la colección Fortabat

El miércoles próximo abrirá sus puertas el museo de la empresaria Amalia Lacroze de Fortabat; el edificio, de 6000 metros cuadrados, fue diseñado por Rafael Viñoly
(0)
18 de octubre de 2008  • 12:07

Entre el mutismo absoluto y casi en secreto, el Museo Fortabat se prepara para abrir sus puertas al público el miércoles próximo en un inmenso espacio diseñado por el prestigioso arquitecto Rafael Viñoly, en 6000 metros cuadrados situados en el dique 4 del coqueto Puerto Madero, que exhibirá las obras de su colección, que van de Berni a Van Gogh y de Warhol a Prilidiano Pueyrredón.

Aunque poco quieren dar a conocer los organizadores por ahora sobre las piezas que estarán en exposición hasta que el museo esté formalmente abierto, ya se presume que la colección albergará en su recorrido la imagen de Warhol que el mítico artista pop realizó de Amalia Lacroze de Fortabat en los años 80 y se exhibirán más de mil piezas de su colección privada.

Emplazado a pocos metros del río, el museo de última generación es un moderno edificio de hormigón, acero y vidrio, con dos amplias salas de exposición en el subsuelo, una hemeroteca, auditorio, oficinas y cafetería, coronado por una cúpula curva y vidriada, cubierta por un sistema de parasoles móviles de aluminio que se abren y se cierran según la posición del sol.

Se trata de un diseño realizado por el uruguayo Rafael Viñoly, prestigioso creador radicado en Nueva York en los años 80, que ya diseñó el Forum de Tokio, el Centro Financiero de El Cairo y la Biblioteca de Chicago, entre otros ambiciosos proyectos.

Una de las particularidades del espacio es su techo articulado, que podrá abrirse totalmente dejando el último piso al aire libre e incluso, el edificio estará protegido por cristales de bajo contenido de óxido de hierro, que los hace igual de luminosos que los que tienen la mitad de espesor.

La Colección Fortabat está integrada por obras de los artistas William Turner, Paul Gaughin y Andy Warhol, además de un recorrido abarcativo del arte argentino, tanto del siglo XIX -Pueyrredón, Morel y Pallière- como de la centuria pasada.

Arte argentino. Hay óleos de Ernesto Deira, Rómulo Macció, Xul Solar, Emilio Pettoruti, Marta Minujín, Fernando Fader y Nicolás García Uriburu, así como una instalación completa de Antonio Berni, donde destaca La difunta correa , Domingo en la chacra , Ramona espera y Gallito ciego .

Atesorada a lo largo de más de 30 años, la colección incluye también obras de los pintores viajeros Revol, Vidal y Monvoisin, de Batlle Planas, Alberto Greco, Pablo Suárez, Alberto Heredia y Norberto Gómez, entre otras firmas.

Finalmente, luego de más de ocho años de trabajos, el proyecto de la empresaria de reunir en un mismo espacio su vasta colección de arte verá luz en el edificio de Olga Cossettini 50, frente a la hilera de torres encabezada por el edificio República y Bouchard Plaza.

Pese a que el hermetismo rodea todo lo concerniente a la exposición del museo, se presume que se verán también piezas de los argentinos Carlos Alonso, Leopoldo Presas y Fernando Benedit, así como la muy comentada Julieta y su niñera de Turner, que Fortabat adquirió por siete millones de dólares y que conforma su colección impresionista junto a Renoir y Gauguin.

"Mirar una obra de arte es siempre una experiencia estética que no pasa sin dejar huella. Las obras de arte nos enriquecen haciéndonos comprender algo más acerca del mundo y de nosotros mismos", dijo hace un tiempo la propia Amalita Fortabat.

Los premios Fortabat, con los que la empresaria dio un impulso decisivo al arte argentino desde 1984, también se integrarán al patrimonio del nuevo emprendimiento, aunque es probable que el museo no vaya a albergar la totalidad de su valiosa colección.

La semana próxima quedará develado el misterio de las obras en exhibición, en uno de los proyectos de carácter artístico más ambiciosos de los últimos tiempos realizados en el país.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?