Con críticas a las AFJP, Cristina Kirchner firmó el proyecto para poner fin a la jubilación privada

"Venimos a dar por terminado el experimento fracasado del régimen de capitalización en la Argentina", dijo el titular de la Anses, Amado Boudou; la Presidenta rechazó los cuestionamientos de la oposición y defendió la iniciativa: "Es una decisión estratégica en este marco internacional"
(0)
21 de octubre de 2008  • 22:31

En medio de un clima de gran incertidumbre, el Gobierno firmó hoy el proyecto de ley para terminar con el sistema de jubilaciones privadas y reemplazarlo por un único régimen estatal de reparto.

"Venimos a esta reunión a dar nacimiento al sistema previsional argentino, un sistema de reparto de base solidaria y de administración estatal", señaló el titular del Anses, Amado Boudou, al comenzar el acto en la sede del organismo, minutos después de que la presidenta Cristina Kirchner, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, y el jefe de Gabinete, Sergio Massa, firmaran el proyecto de ley que se enviará al Congreso hoy mismo.

"Venimos a dar por terminado el experimento fracasado del régimen de capitalización en la Argentina", continuó el funcionario, que aseguró que ese sistema "lejos de dar previsibilidad y tranquilidad a los ciudadanos, venía a agregarle incertidumbre".

En un acto colmado por gobernadores, intendentes y dirigentes políticos, Boudou rechazó las fuertes críticas lanzadas por la oposición, al asegurar que "la única intención" del Gobierno es "rescatar a los futuros jubilados".

"En estos días escuchamos hablar que el Gobierno viene a hacer un saqueo. Lo que sí quiere es rescatar de la incertidumbre a los jubilados", subrayó.

"El saqueo estaba representado por la entrega de los fondos que la AFIP entregaba a las AFJP y estas, al sector público y por los que nosotros pagabamos importantes tasas de interés en estos años. Hemos llegado a pagar comisiones que hoy son 9,1% de lo que cada uno de los trabajadores aporta, pero que llegaron a ser del 50%", añadió Boudou.

Crisis internacional. En tanto, la Presidenta justificó la decisión tomada por el Gobierno en el contexto de crisis internacional. "Los principales Estados, integrantes del G-8 están adoptando una política de protección hacia los bancos y en nuestro caso estamos protegiendo a los trabajadores y jubilados", señaló la jefa del Estado, en un discurso en el que rechazó las críticas de la oposición y embistió contra los que critican la intervención del Estado en la economía.

"Una vez más, desaparecen bancos, empresas, pero allí están los Estados para hacerse cargo de políticas, que pueden ser calificadas con buena fe de erróneas, pero que yo me atrevo a calificarlas como políticas de saqueo", señaló la mandataria, que fue fuertemente aplaudida por un público afín.

"Todas las grandes crisis en nuestro país y en el mundo han representado una fenomenal transferencia de ingresos de sectores más vulnerables a favor siempre de las grandes concentraciones económicas. Estamos ante un final de época a nivel mundial y esto que hoy estamos haciendo aquí es una decisión estratégica en este marco internacional", continuó.

Inconstitucionalidad. Asimismo, respondió a las críticas que aseguran que la iniciativa es inconstitucional al señalar que la Constitución señala que es "el Estado el que debe garantizar las jubilaciones y pensiones de los argentinos".

En ese contexto, aseguró que el Gobierno en la única "caja" que piensa es en la de Anses y se preguntó "a qué caja defienden o a qué caja quieren representar los que quieren seguir con el sistema de AFJP".

"Sé que va a haber muchas presiones, de toda índole y naturaleza porque son pocos los intereses y grandes los dividendos", subrayó la jefa del Estado, quien renovó las críticas a los que "siguen aferrados al modelo neoliberal" y sólo defienden las medidas estatistas cuando "las toma Estados Unidos, Francia o Alemania".

"Les pido a todos, a los partidos populares y democráticos, a los que piensan diferente, a los que critican acá lo que defienden en otro país del primer mundo, que por primera vez dejemos de pensar en nuestro posicionamiento y pensemos en la república Argentina", subrayó.

Por último, la Presidenta aseguró que "los Estados aparecen cuando las cajas ya han sido saqueadas y no queda nada". "Es muy importante esta visión estratégica en la defensa de nuestros jubilados. Lo hacemos con la profunda tranquilidad de ser absolutamente coherentes con cada una de las medidas que hemos tomado", concluyó.

Control parlamentario. "La administración de los fondos tendrá un fuerte control parlamentario bicameral, que además hará el seguimiento del proceso de transición" de un sistema a otro, según aclaró Sergio Massa. El jefe de Gabinete aseguró que los fondos tendrán un "manejo profesional" con el seguimiento del BCRA, el Banco Nación, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, la UIA, la CGT y la CTA.

Además, Massa ponderó que el sistema constituye un "pacto intergeneracional", en el que "los trabajadores en actividad sostienen a nuestros abuelos, y ésa es la lógica con la que funciona un sistema previsional en cualquier parte del mundo".

Minutos antes del comienzo del acto en la sede de la Anses, el jefe del bloque de diputados del Frente para la Victoria, Agustín Rossi, adelantó que empezarán a tratar el proyecto en el Congreso el martes de la semana próxima.

Incertidumbre. La iniciativa oficial provocó una fuerte caída de los bonos y de la bolsa, y generó gran incertidumbre entre los afiliados y los trabajadores de las AFJP, a la vez que despertó gran rechazo entre dirigentes políticos de la oposición , que adelantaron que darán pelea en el Congreso para que el nuevo sistema no pueda llevarse adelante.

Si el proyecto es aprobado por el Congreso, se pondrá fin después de 14 años al sistema de Administradoras de Fondos de Jubilaciones y Pensiones (AFJP), creado por la administración de Carlos Menem.

El proyecto. Según señala la agencia DyN, los siguientes son los principales detalles del proyecto de ley que enviará al Parlamento el Poder Ejecutivo para eliminar el regimen de jubilación privada.

  • El proyecto prevé la eliminación del regimen de jubilaciones y pensiones privadas administradas por AFJP.
  • Se crea el Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).
  • A partir de la sanción de la ley todos los trabajadores pasarán a aportar su haberes jubilatorios al sistema de reparto estatal (Art 1).
  • El Estado garantiza que los actuales jubilados que reciben sus haberes por intermedio de AFJP continúen percibiendo "iguales o mejores prestaciones y servicios" (Art 2).
  • El Estado reconocerá como aportes de los afiliados al sistema de AFJP el 11 por ciento de los salarios brutos durante los años de aporte al regimen privado (Art 3).
  • El Estado garantizará los beneficios de jubilación ordinaria, retiro por invalidez y pensión por fallecimiento que sean liquidados por las AFJP tal como los beneficiarios lo perciben en la actualidad (Art 4).
  • Los fondos acumulados en las cuentas de capitalización de las AFJP serán traspasados al Estado (Art 7).
  • Estos fondos, en su estado actual (o sea bonos, acciones, plazos fijos, etc) serán administrados por el Fondo de Garantía de la Seguridad Social.
  • Este fondo será administrado por el Banco Central, el Banco Nación, la Bolsa de Comercio, la Asociación de Bancos, la CGT, la CTA y la Unión Industrial.
  • A su vez, se creará una comisión parlamentaria bicameral para que controle el manejo de los fondos (Art 9).
  • Esta comisión estará integrada por seis senadores y seis diputados.
  • Actualmente las AFJP tienen en su poder 97 mil millones de pesos.
  • Por año el sistema se seguridad social recauda 15 mil millones de pesos.
  • Los aportes voluntarios podrán traspasarse a la ANSES, o bien podrán quedar en manos de las AFJP, que deberán reconvertir su figura para tal fin.
  • El Estado garantiza la absorción de la totalidad de los trabajadores dependientes de las AFJP y de la Superintendencia de AFJP.
  • ADEMÁS

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?