Suscriptor digital

Un kirchnerista formado en el bastión del neoliberalismo

Boudou estudió en el CEMA y es íntimo del jefe de Gabinete
(0)
22 de octubre de 2008  

Coleccionista de lapiceras, aficionado a la guitarra y soltero empedernido. Amado Boudou, un nuevo peronista marplatense de 45 años, no tiene el perfil clásico de un militante de la causa de Néstor Kirchner y del campo "nacional y popular": se doctoró como economista en la universidad del Centro de Estudios Macroeconómicos Argentinos (CEMA), bastión de la ortodoxia liberal, donde también cursó un posgrado.

El CEMA fue la cantera de los economistas "neoliberales" de la época de Carlos Menem, como Roque Fernández, ex ministro de Economía, Carlos Rodríguez, ex jefe de asesores de aquel ministro y Pedro Pou, ex presidente del Banco Central.

Pero eso fue en los denostados años 90. Si bien nació en Capital Federal, se crió en Mar del Plata, en cuya universidad se graduó como economista con diploma distinguido y promedio de 8,19. Sus amigos lo reconocen como un hombre sociable, extrovertido y simpático.

Suele amenizar reuniones sociales con una informal banda de rock –un "rejunte musical", para algunos conocidos– que formó con su hermano, que toca el bajoo y Amado, la guitarra eléctrica.

Eso ocurrió en la última fiesta de fin de año en la Anses, donde Boudou fue el centro del show. En sus horas libres, se perfecciona con un profesor de música.

Le apasiona el fútbol –es simpatizante de Tigre, como buen amigo de Sergio Massa–, pero ya no juega, afectado por una vieja lesión en la columna. En cambio, practica tenis y golf. El deporte y la política le impusieron en los últimos días una dieta estricta para conservar su línea y su cuidado aspecto físico.

Larga amistad

Boudou conoció a Sergio Massa en 2002, cuando éste ingresó como administrador del área. El marplatense era entonces coordinador de Presupuesto y Massa lo designó como gerente del área. En 2003, saltó de la planta permanente de la Anses a la política y al peronismo bonarense: apoyó la campaña de Juan De Jesús, el intendente del Partido de la Costa.

Por esa ayuda, fue premiado con el cargo de secretario de Hacienda del municipio, que ejerció durante tres años sin perder la amistad y el contacto del actual jefe del Gabinete.

Hace dos años, en enero de 2006, Boudou regresó a la Anses, pero entonces Massa lo ungió como su segundo: secretario general de la caja previsional. Y cuando Massa dejó el organismo, en diciembre pasado, para asumir como intendente de Tigre, Boudou lo reemplazó.

Su oratoria y discurso es similar al de Massa. Tuvieron los mismos asesores en comunicación y entrenadores mediáticos. Ayer debió demostrarlo ante la Presidenta y salió airoso, más allá del contenido de su alocución.

En el sector privado, Boudou se desempeñó en firmas como Ecoplata, una empresa de higiene urbana, entre 1995 y 1998, como project manager. Previamente, en 1990, había ingresado en el departamento comercial de Venturino Eshiur SA, del mismo rubro, pero en Mar del Plata, donde se desempeño durante 5 años.

Su afición por las lapiceras, que colecciona, data de cuando comenzó su actividad docente, en los 90, también en la universidad del CEMA, en la materia de análisis económico.

También dictó macroeconomía como profesor adjunto en la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), y otras especialidades en diversas de estudios, como las universidades de Tres de Febrero y Mar del Plata, según su currículum oficial.

Perfil

  • Amado Boudou tiene 45 años y es oriundo de Mar del Plata.
  • Estudió economía en el CEMA y no tuvo militancia política hasta entrado el 2003.
  • Fue funcionario de la Anses en la gestión de Sergio Massa, que luego lo impulsó para dirigir el organismo cuando él ganó la intendencia de Tigre.
  • ADEMÁS

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?