Manuel Sielecki

El sepelio
(0)
12 de agosto de 1998  

Manuel Sielecki, una destacada figura de la comunidad judía y de los ambientes empresarial y cultural, falleció en esta ciudad el mismo día en que cumplía 89 años.

Conocido por su actividad filantrópica, Sielecki nació en Polonia, el 10 de agosto de 1909, en el seno de una familia que era dueña de una cadena de farmacias.

Luego de la revolución rusa, emigró a la Argentina. Caracterizado por una personalidad emprendedora, se aventuró a venir solo a este país, y luego se establecieron aquí su madre y su hermana.

Una vez radicado en esta ciudad, terminó sus estudios secundarios en el Colegio Nacional Sarmiento, en el turno noche, ya que durante el día trabajaba en una farmacia. En sus ratos libres practicaba equitación.

En la Argentina conoció a su esposa, Lili, y formó una familia numerosa. Tuvo cuatro hijos, Anabel, Marcelo, Daniel y Carlos, y once nietos.

Sielecki fundó hace más de 50 años los laboratorios Phoenix. Fue el primer importador de penicilina y de la vacuna contra la poliomelitis. También fue accionista de la Petroquímica Cuyo, de la empresa constructora AREC -en sociedad con un grupo inversor norteamericano-, de South Water -distribuidora de agua en varias provincias del país- y de los laboratorios Parke Davis, Elea y Dexter.

Trabajó por el diálogo interconfesional y por este motivo se reunió varias veces con el papa Juan Pablo II. Tuvo muchas amistades, entre las cuales figuraban monseñor Pío Laghi; el ex primer ministro de Israel, Menahem Begin; la viuda del primer ministro Yitzhak Rabin, Lea Rabin, y el alcalde de Nueva York, Rudolf Giuliani.

Sielecki mostraba sumo interés por diversas actividades culturales y fue un fiel promotor de las expresiones artísticas. Le gustaba la ópera y era habitué del Teatro Colón. Tenía un espíritu generoso y auspiciaba esfuerzos de varios museos, como el de Arte Decorativo y el de Bellas Artes. Además era un gran coleccionista de arte y platería inglesa. Sus tareas filantrópicas se desarrollaron también en el Hospital de Clínicas, entre otras instituciones.

Según cuentan sus familiares, después de un encuentro en el Jockey Club podía asistir a una reunión para ayudar a una escuela barrial.

Fue miembro del Jockey Club y del Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales (CARI), y formaba parte de la comunidad del templo Libertad, de la calle Libertad al 700.

Por sus variadas actividades, Sielecki viajó por todo el mundo. Frecuentó numerosas embajadas, donde participó de diversas reuniones culturales. Le gustaba compartir saberes con otros pueblos. Fue doctor honoris causa y gobernador de la Universidad Hebrea de Jerusalén, donde patrocinaba la cátedra San Martín, especializada en filosofía. Y en 1967, en ocasión de la Conferencia de Presidentes de América, el presidente norteamericano, Lyndon Johnson, vivió en su casa de Punta del Este durante una semana.

Sus restos fueron inhumados en el cementerio Jardín de Paz.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios