Ljerko Spiller, el gran maestro del violín

El artista murió anteayer, a los cien años
(0)
11 de noviembre de 2008  

Anteanoche, a los 100 años, murió el violinista y docente Ljerko Spiller. Había nacido en la ciudad croata de Crikvenica y llegó a la Argentina -donde desarrolló casi toda su carrera- casi por casualidad, para participar de un concierto que nunca se realizó, en 1935. Naturalizado argentino, en 2001 había sido declarado ciudadano ilustre de Buenos Aires y el jueves último el Colón le rindió un homenaje por "su invalorable aporte a la formación de los músicos argentinos" con un concierto en el teatro Opera a cargo de la Orquesta Filarmónica de Buenos Aires, dirigida por Pedro Ignacio Calderón.

En realidad, aun antes de llegar al país Spiller se había destacado ya como intérprete en París y en Viena. Durante esa temprana etapa europea trabajó con Jacques Thibaud y Alfred Cortot, en cuya orquesta de cámara sucedió a Zino Francescatti como concertino; discutió con Maurice Ravel detalles de interpretación de su Trío ; hizo sus primeras experiencias docentes en la Ecole Normale de Musique, a la que había llegado becado por el gobierno francés, y ganó, el mismo año de su partida, el Concurso Internacional Henryk Wieniawski, de Varsovia.

El influjo de su larga etapa argentina es, por su parte, incalculable. Con su muerte se pierde mucho más que al maestro de varias generaciones de notables violinistas argentinos y al padre de Andrés (oboísta y director asistente de la Sinfónica Nacional) y Antonio (concertino de la Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera). Su generosidad no tenía límites. Naturalmente, entendía que la tarea pedagógica comprendía aspectos más inasibles que la simple pericia técnica. Implicaba, sobre todo, una poco común conjunción entre responsabilidad, sensibilidad y libertad. "El peor elogio que un ex alumno puede llegar a decirme es que mantiene al pie de la letra lo que aprendió conmigo hace tantos años. Yo trato siempre de mejorar y de buscar otros medios de expresión artística. La enseñanza y la interpretación deben modernizarse y cambiar constantemente", comentó en una entrevista realizada por Pablo Kohan para LA NACION hace una década.

La palabra "maestro" circula generosamente en el ámbito musical. Pocas veces, sin embargo, adquirió esa palabra un sentido tan profundo y literal como en el caso de Ljerko Spiller.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.