Suscriptor digital

El arquitecto más prolífico y exitoso

Mario Roberto Alvarez
(0)
19 de noviembre de 2008  

En una entrevista publicada en LA NACION en agosto de 2007, el arquitecto Mario Roberto Alvarez aseguraba: "Siempre he creído que en Buenos Aires hay cosas buenas, y cosas muy afrancesadas debido a los ricos que iban a Europa, volvían y se hacían el château. Ahora han aparecido nuevamente algunos monstruitos afrancesados, como algunos de la avenida Figueroa Alcorta. También ha habido una gran miopía de algunos gobernantes que hacían autopistas en vez de hacer subterráneos. Uno de ellos fue Cacciatore, a quien le dije que había que hacer medios de locomoción para la gente que no tiene auto, y no para los que sí lo tenemos".

Hijo de Juana María Elissamburu y Jerónimo Alvarez de Otin, Alvarez nació en Buenos Aires el 14 de noviembre de 1913 y se convirtió en uno de los arquitectos más prolíficos y exitosos de América latina.

La carrera exitosa comenzó en su temprana juventud, cuando en 1931 egresó del Colegio Nacional de Buenos Aires con medalla de oro. Cinco años después repetiría esta proeza en la Universidad, cuando en 1936 obtuvo la medalla de oro en la Facultad de Arquitectura de la UBA.

Su formación académica continuaría con un viaje de estudios a Europa, que pronto lo llevó a convertirse en miembro honorario del American Institute of Architects de Estados Unidos.

A lo largo de su extensa labor profesional, Alvarez ha participado en numerosos concursos  en los que obtuvo gran cantidad de premios y menciones especiales por sus diseños, basados en una aproximación racionalista que desarrolla estructuras de formas simples y funcionales apoyadas en tecnologías modernas, como las utilizadas para la construcción del túnel subfluvial entre las provincias de Santa Fe y Entre Ríos (1963-1965).

Enseguida llegarían nuevas distinciones. En 1976 recibió el Gran Premio del Fondo Nacional de las Artes, y en 1980 fue nombrado doctor honoris causa por una serie de universidades, como la Universidad de Buenos Aires, Católica de La Plata, la de Perú o la Universidad Argentina John F. Kennedy. También obtuvo el Premio Cincuentenario en reconocimiento por las tres mejores obras de los últimos 50 años: el Teatro Municipal General San Martín (1960), el edificio IBM (1983) y el edificio Somisa (1966), todos en Buenos Aires.

Desde 1983, MRA es miembro numerario de la Academia Nacional de Bellas Artes y, durante algunos períodos, del Colegio de Jurados de la Sociedad Central de Arquitectura de Argentina. A su vez, en 1998 recibió el premio a su trayectoria profesional por el Fondo Nacional de las Artes, y fue nombrado asesor ad honórem del ministro de Infraestructura y Vivienda ingeniero Nicolás Gallo.

Marzo. En 2003 ganó el Primer Premio a la Excelencia en el Concurso Internacional para el Area Norte de Osaka, Japón, y en 2007 fue declarado Ciudadano Ilustre por el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Sus obras son innumerables; entre las más destacadas están: la ampliación del Teatro Nacional Cervantes (Buenos Aires, 1961-1969), el edificio Panedile (Buenos Aires, 1964-1969); el Club Alemán (Buenos Aires, 1970-1972); la remodelación del Teatro Colón (Buenos Aires, 1969-1972); la Bolsa de Comercio (Buenos Aires, 1972-1977), el Sanatorio Güemes (Buenos Aires, 1978-1986), e innumerables edificios de viviendas, como la torre Le Parc (Buenos Aires, 1994-1995), de más de 50 pisos, que en su momento fue la más alta del país.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?