En tiempo récord, se puso fin a las AFJP

El oficialismo logró, por 46 a favor, 18 en contra y una abstención, la sanción de la reforma previsional impulsada por el Gobierno hace menos de un mes; Boudou y Tomada se acercaron para festejar al recinto
(0)
21 de noviembre de 2008  • 01:14

En un debate en el que primó desde el comienzo la confianza del oficialismo en la sanción de la ley, el Senado aprobó hoy con 46 votos a favor, 18 en contra y una abstención, la polémica reforma previsional que pone fin a las AFJP.

Tras más de once horas de discusión parlamentaria, los senadores apoyaron el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo que traspasa a manos del Estado los fondos de las administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones, instaurado hace 14 años por el gobierno de Carlos Menem.

Pese a las fuertes críticas lanzadas por la oposición contra el proyecto, el oficialismo logró sancionar la reforma previsional en tiempo récord, a menos de un mes del anuncio efectuado por la presidenta Cristina Kirchner.

El oficialismo contó con el apoyo de algunos partidos opositores como el Socialista, el ARI de Tierra del Fuego y el Movimiento Popular Neuquino.

Sí repudiaron fuertemente la iniciativa en el Senado la UCR, la Coalición Cívica y senadores del PJ disidente quienes embistieron contra la violación de la propiedad privada, aseguraron que la reforma provoca una confiscación y advirtieron sobre el manejo que efectuará el Gobierno de los fondos.

De todos modos, sí coincidió la mayoría en repudiar el desempeño que tuvieron las AFJP en sus 14 años de existencia.

Historia. En le recinto, estuvo el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, quien tras la votación señaló: "Hoy es un día histórico. Esta norma apunta a recuperar el valor de la solidaridad. Hemos dejado atrás una idea que parece loca: asociar la seguridad social con el riesgo". Y agregó: "El Estado le garantizará a a todos, sin excepción, una jubilación digna".

La alegría del funcionario, la compartió también, el titular de la Anses, Amado Boudou. "Esta ley es la ratificación de la política que viene llevando el Gobierno desde 2003", indicó.

Poca presencia. El clima en el recinto durante la jornada fue de calma y apatía. Alrededor de unos 19 legisladores permanecieron en promedio sentados en sus bancas durante el debate. La baja presencia de senadores en el recinto llegó a su mínimo durante la exposición de la senadora Ada Rosa del Valle Itúrrez de Cappellini (Frente Cívico por Santiago - Santiago del Estero). Su exposición la oyeron -por momentos- sólo siete senadores.

Lluvia de críticas. La sesión arrancó con la esperable defensa de Fabián Ríos (Frente para la Victoria-Corrientes), presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara alta, una de las que analizó el controvertido proyecto del gobierno de Cristina Kirchner.

"Durante las consultas previas, nadie se atrevió a decir ´yo voy a ser representante de las AFJP para defender un sistema que funcionó´. Nadie pudo usar estas palabras para oponerse a este proyecto. El sistema [de capitalización] nunca funcionó", destacó el legislador en alusión al debate relámpago (de sólo tres días) que se realizó en las comisiones del Senado.

Además, aprovechó para negar que la reforma que impulsa el Gobierno atente contra la propiedad privada. "Si existe algún daño patrimonial, se le produce a quienes están perdiendo su capital", disparó en obvia referencia a las aseguradoras.

Las primeras críticas llegaron de la mano de Ernesto Sanz (UCR-Mendoza), jefe de la bancada radical en el Senado. Tras una larga exposición, que incluyo sendas citas al Código Civil, concluyó que la reestatización del sistema previsional es confiscatorio.

"No tenemos duda de que se está violando el derecho a la propiedad privada. No sólo para nosotros, sino también para la sociedad y el mundo aquí hay una clara confiscación", disparó.

Claves. La ley impulsada por el Poder Ejecutivo propone, en líneas generales, la eliminación del actual régimen de capitalización y garantiza a los jubilados que están en el sistema privado iguales o mejores beneficios que los que perciben actualmente.

La iniciativa es poco precisa respecto del futuro de las alrededor de 12.000 personas que hoy trabajan en las AFJP. Uno de los artículos del proyecto sólo establece que se les "garantizará" la fuente laboral.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?