Suscriptor digital

Andreani pagará $ 7,2 millones por Chevallier

(0)
28 de marzo de 2000  

Oscar Andreani, presidente del grupo empresarial dedicado al transporte de cargas, encomiendas, correo y logística, hizo una oferta firme de 7,2 millones de pesos por Transportes Chevallier, tradicional compañía de servicio de pasajeros de larga distancia, aunque con una complicada historia en los últimos tiempos.

Tras pedir su quiebra el 12 de abril último, después de haber acumulado un pasivo de 70 millones de pesos, de los cuales 50 millones corresponden a deudas fiscales, hubo varios intentos de salvamento de Transportes Chevallier que, finalmente, quedaron en la nada. Ahora, ante esta nueva propuesta, la decisión quedó en manos del juzgado en lo comercial 16, secretaría 31, interinamente a cargo de Juan Gutiérrez Cabello.

Según pudo saber La Nación , la intención del grupo Andreani es mantener en sus puestos a unos 700 empleados, de los aproximadamente 1100 que tenía en el momento de la quiebra, además la oferta de compra también contempla quedarse con unos 80 ómnibus de los 180 que posee Chevallier, así como hacerse cargo del taller de Barracas y de la terminal de pasajeros del barrio de Once.

La inversión total de Andreani en esta operación alcanzará a unos 40 millones de pesos, ya que entre los planes del grupo empresarial se encuentra la adquisición de un centenar de unidades para reemplazar a las que quedarán fuera de servicio, renovar el sistema de computación e incorporar tecnología a la compañía de transporte.

En principio, Andreani ya llegó a un acuerdo para que el operador del servicio de pasajeros sea la empresa mendocina Andesmar, dedicada a ese rubro en la zona cordillerana y en el sur del país, con talleres propios y amplio know how, actividad en la que el grupo adquirente no está especializado.

"Nuestro negocio es el paquete. Lo que queremos es aprovechar la estructura de logística que tenemos como correo para incorporarlo a Chevallier, de forma de dar un valor agregado que hoy no tiene el colectivo", manifestó una fuente de Andreani muy cercana a las negociaciones.

"Chevallier es una empresa afianzada, tradicional, con un nombre magnífico y que posee una buena unidad de negocios, que puede ser complementaria de lo que hace hoy Andreani", destacó el informante.

Las razones que impulsan la compra de la empresa de transporte, según pudo saberse, es aprovechar la sinergia existente entre las actividades que desarrollan Andreani y Chevallier.

Por un lado, ante el movimiento que se está creando en torno del comercio electrónico - e-commerce -, lo que augura un incremento de envío de paquetes de un lado al otro, Chevallier ofrece la posibilidad de llegar a unas 150 ciudades y pueblos del interior con una frecuencia de servicios, en una distancia de alrededor de 400 kilómetros de la Capital Federal, con la que no puede competir actualmente ningún otro medio de transporte, ya sea avión o ferrocarril.

Por otra parte, dentro de los planes de modernización de los servicios, Andreani, con sus 2500 puntos de atención al público, posibilita aumentar significativamente los lugares de venta, pero además, también se contempla la posibilidad de entrega a domicilio de los pasajes y su pago, tanto mediante débito en una tarjeta de crédito como contra entrega.

El grupo Andreani, con una facturación anual del orden de los 100 millones de pesos, tiene un movimiento de alrededor de dos millones de paquetes desde Buenos Aires al interior, con un mercado que, según señalan, tiene un importante potencial de crecimiento.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?