El rock, bajo la lupa del Comfer

Difusión: la letra de un tema del grupo Bersuit, cuya difusión por radio o TV acarrearía multas muy elevadas, apareció en grandes carteles callejeros.

25 de agosto de 1998  

"Sí, es un tema fuerte, creo que es el alegato político más fuerte del fin de siglo." Así define Gustavo Cordera al polémico tema "Sr. Cobranza", la canción que el grupo Bersuit había elegido para dar a conocer su nuevo disco, "Libertinaje", y que no podrá ser difundida por radio o televisión.

Las radiodifusoras recibieron un aviso del Comité Federal de Radiodifusión (Comfer) acerca de que, de emitir el tema, recibirán primero una advertencia para luego ser sancionadas con multas cercanas a los 200.000 dólares por infringir los artículos 5, 14, 16 y 17 de la ley 22.285.

La letra, que en realidad pertenece al grupo Las Manos de Filippi, alude a varios políticos, incluidos el presidente Carlos Menem y el ex ministro de Economía Domingo Cavallo, con duras palabras y hace un crudo retrato de la realidad.

La radio Rock & Pop había difundido dicha canción hace dos semanas como adelanto exclusivo, pero, al recibir las notificaciones del Comfer, decidió no volver a emitirla.

"A criterio del Comfer atentaría contra las instituciones y sería injurioso contra funcionarios y ex funcionarios del Gobierno -dijo a La Nación Enrique Prosen, gerente de programación de dicha radio-. Como titular de una licencia tengo que autocensurarme no sólo por el posible perjuicio monetario, sino porque estaría en juego la licencia de radiodifusor."

El grupo se presentó el sábado a la noche en el Marquee y, además de proyectar el video del tema en cuestión, repartió volantes con la letra, los mismos que, en gran tamaño, aparecieron por estos días en la vía pública.

Este episodio se suma a la larga lista de conflictos que enfrentaron, durante las últimas décadas, a grupos y solistas de rock y organismos de control, que, en la mayoría de los casos, determinaron limitaciones a la libertad de expresión de los artistas.

Página 3

Pequeñas anécdotas sobre el rock y las instituciones

El conflicto que suscitó la difusión del tema "Sr. Cobranza" de Bersuit reabre un tema polémico: la censura dentro del rock.

"Es la gente la que debe determinar lo que quiere escuchar o no -le dijo Cordera a La Nacion, poco antes del recital que brindó el sábado a la noche-, no lo puede decidir un ente con leyes vetustas. Esta ley de radiodifusión es del 15 de septiembre de 1980, plena época del Proceso".

El cantante del grupo resaltó que en este caso la censura toca donde más duele: en el bolsillo. "La económica es una nueva forma de represión. Te cobran impuestos, peajes, te cortan el agua, el aire, todo".

Aunque acepta que el que habla en el tema no es él, sino un actor, "que me resulta simpático", no quiere que este hecho opaque o le reste importancia a "Libertinaje", el disco que sale hoy a la venta y que grabaron en Los Angeles con producción artística de Gustavo Santaolalla. "Más allá de la censura, queremos que se escuche el disco, para el que trabajamos mucho".

Esa noche, la banda emitió el video del tema. En él, Cordero, como un nuevo general Kurzt, aparece con su pelada en primerísimos primeros planos, cantando esta suerte de rap, mientras la letra se ve en la pantalla.

Asimismo, la banda repartió volantes con la letra en cuestión, los mismos que, en tamaño afiche, se ven en la vía pública.

Frente a 1500 personas, la Bersuit grabó el video en vivo para el nuevo corte de difusión: "Se viene".

Para la Rock & Pop esto no es nuevo. "Muchas veces nos han llegado notificaciones del Comfer sobre exabruptos en algunos programas -asegura Prosen-. Pero llegaban con varios meses de retraso. En este caso, en cambio, llegó apenas dos días después de haber difundido el tema. Me aclararon que, como radiodifusor, debía respetar ciertas leyes y no emitir cosas que atenten contra la moral..." Cuando el gerente de programación de Rock & Pop preguntó si, efectivamente, el tema estaba prohibido, funcionarios del ente dijeron que no, pero que, de emitirlo, podía recibir una multa por infringir la ley de radiodifusión que regula lo que sale al aire. "Como titular de una licencia no me queda otra que autocensurarme".

Por su parte, el Comité Federal de Radiodifusión (Comfer) no respondió a las reiteradas llamadas de este diario..

Que sí, que no

El tema de la censura o autocensura agita viejos temores y produce inmediatamente escozor en el mundo del rock, que ha sufrido estas historias desde su mismísimo comienzo. Fantasmas que parecían del pasado, reaparecen ante esta decisión del Comfer.

Hubo listas negras durante la dictadura, temas prohibidos y muchas sugerencias de las compañías discográficas para que los grupos adaptaran o suavizaran las letras para evitar inconvenientes.

Esta práctica sigue vigente. Hace dos años, el sello DBN no quiso publicar, en un compilado de bandas nuevas, la foto propuesta por Actitud María Marta en la que los miembros de la Junta Militar aparecían cubiertos por un pedazo de material fecal.

Asimismo, la cadena de videos MTV, decidió poner el video de "Dignidad", de Todos Tus Muertos, fuera del horario de protección al menor, ya que contenía imágenes, documentales, que consideraron violentas. Además, el canal aplica sistemáticamente un bip sonoro a las palabras fuertes que contienen los videos, algo que no hace su competidora, Much Music.

Ejemplos apenas, al que se suma la decisión, un año atrás, del intendente de Olavarría, Helios Eseverri, que prohibió, por decreto, la actuación de Los Redonditos de Ricota.

La peor de todas

En esta historia negra, el hecho más grave lo sufrió, en 1980, León Gieco. Ese año, y con motivo de la decisión del gobierno de cerrar la Universidad de Luján, el cantante compuso el tema "La cultura es la sonrisa".

Una semana después de estrenarla, militares que respondían a las órdenes del general Montes, jefe del Primer Cuerpo del Ejército, fueron a buscarlo a su casa y lo llevaron al cuartel militar.

Allí lo atendió dicho general que, con un arma sobre el escritorio, le "sugirió" que no cantara más ese tema o dejara el país, agregando que sabían a qué jardín de infantes concurría su hija.

A fin de año, la canción fue editada sin una estrofa. "Sólo llora en un país, donde no la pueden elegir, sólo llora su tristeza, cuando un ministro cierra una escuela, llora por los que pagan con el destierro o mueren por ello. Ay, ay, ay, se va la vida, mas la cultura se queda aquí", es el texto que quedsó inédito de dicho tema.

Prohibiciones y cuestionamientos

1967: Los Gatos cambian, por sugerencia de la grabadora, la letra de "Ayer nomás", de Pipo Lernoud con música de Moris, para su primer simple que también incluía "La balsa". En 1976, la versión original y completa, interpretada por Moris, fue censurada. 1971: se prohíbe la difusión por radio y televisión del tema "Pueblo nuestro que estás en la tierra", del dúo Pedro y Pablo. 1972: Arco Iris edita el simple "Llegó el cambio" y "El niño, la libertad y las palomas", este último es prohibido por considerar que aludía al fin del gobierno de Lanusse. Ese mismo año fue censurada la versión de la "Marcha de San Lorenzo" grabada por Billy Bond y La Pesada del Rock and Roll. 1974: Charly García y Nito Mestre deben modificar varias letras del tercer disco de Sui Generis, "Pequeñas anécdotas sobre las instituciones" y eliminan dos temas: "Botas locas" y "El blues del levante". 1974: León Gieco es detenido porque su tema "John, el cowboy" es considerado subversivo, ya que según la policía hablaba sobre el asesinato del comisario Villar 1977: es censurado el 80% del disco de León Gieco, "El fantasma de Canterville" (podía interpretarlo en vivo, pero estaba prohibida su difusión por radio y TV.) 1980: miembros del regimiento de Palermo irrumpen en la casa de Gieco y lo amenazan para que no haga más "Hombres de hierro" y "La cultura es la sonrisa", este último aún no había sido grabado, pero sí lo interpretaba en sus shows y se refería al cierre de la Universidad de Luján. 1983: el 17 de octubre sale el disco "La dicha en movimiento" de los Twist y, apesar de que vende 120.000 placas, ocho temas son censurados. Entre ellos, "Hula, hula" (porque se usaba la palabra huevos) y "25 estrellas de oro" (por mencionar a Perón).

TEMAS EN ESTA NOTA