Murió el hijo mayor de John Travolta en un accidente

Tenía 16 años y se encontraba de vacaciones con su familia en las islas Bahamas; investigan las causas del deceso, aunque sospechan de un fuerte golpe en la cabeza mientras se bañaba
(0)
2 de enero de 2009  • 23:06

NUEVA YORK /BAHAMAS, (dpa) - El hijo mayor de John Travolta, Jett Travolta, murió hoy a los 16 años mientras se encontraba de vacaciones con su familia en las islas Bahamas, informó la emisora CNN citando al abogado de los Travolta.

Aún no se sabe la causa exacta de la muerte, aunque el letrado, Michael Ossi, apuntó que el joven sufrió un ataque y fue encontrado en la bañera del hotel en el que encontraba de vacaciones con su familia, señaló la señal estadounidense. El lunes se llevará a cabo una autopsia con el objetivo de aclarar los motivos de la muerte.

Jett Travolta padecía el síndrome de Kawasaki, una dolencia que puede causar la muerte súbita. Afecta casi exclusivamente a niños de corta edad y puede producir enfermedades cardíacas. Jett tenía trastornos de desarrollo que los padres atribuían a dicha enfermedad.

Según el abogado, la muerte del adolescente tomó por sorpresa a la familia, ya que el joven no había presentado síntomas sospechosos en las semanas previas.

La Policía de las Bahamas informó que el cuerpo de la víctima fue hallado por un supervisor de la instalación donde la familia tomaba vacaciones y trasladado con una ambulancia a un centro médico, donde sólo se certificó el deceso.

John Travolta y su mujer, la actriz Kelly Preston, también son padres de una niña de ocho años, Ella Blue.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.