Suscriptor digital

Los museos llevan su arte por el mundo de la mano de Internet

Las páginas se convirtieron en una prolongación de la experiencia real del público
(0)
20 de enero de 2009  

Los museos, santuarios tradicionales de las artes visuales, conscientes del nuevo poder de la tecnología y de la Web, se adaptan al mundo del arte virtual. Cada vez más museos utilizan Internet para expandirse.

Aunque ver un cuadro original de Da Vinci en el Louvre y poder observar la profundidad de cada rasgo es la experiencia artística más valiosa que uno puede tener, al utilizar Internet el arte se libera y llega a todos, fuera de límites espaciales.

Las páginas de los museos más famosos del mundo se convirtieron en una prolongación y, a la vez, un valor agregado a la experiencia del público.

El Museo del Prado, con el objetivo de universalizar sus obras maestras, lanzó la semana pasada un proyecto de visualización de sus pinturas con Google Earth. Por la precisión de la lupa, de 14.000 megapíxeles, se pueden ver detalles que el ojo humano no podría percibir directamente y contemplar el más pequeño gesto de las 14 obras presentadas.

Desde ahora, uno puede observar los ojos oscuros de Las Meninas, de Velázquez, desde cualquier lugar del mundo. Magia de Internet.

El Metropolitan y el MoMA, pioneros en el desarrollo de sus sitios en la Red, venden libros y boletos online, proponen material inédito de investigación y organizan una agenda personalizada a los intereses de cada usuario (Set my Met). Redstudio.moma.org , el sitio para adolescentes del MoMA, propone material adaptado a la edad de los interlocutores con concursos, una agenda de los jóvenes artistas y postales para enviar online.

Los museos argentinos se suman poco a poco al principio de una Web interactiva adaptada al público. Sin ir más lejos, el Museo Nacional de Bellas Artes está en pleno rediseño de su página virtual.

"Internet permite ampliar los recursos pedagógicos y hacer que los museos se aproximen más a la gente a través de un medio que es día tras día más inmediato y familiar", opinó el crítico e historiador del arte Rodrigo Alonso.

Sólo en el espacio virtual

La manifestación más intensa del arte en la Red es sin dudas la creación de museos virtuales que exponen arte valioso sin necesitar paredes concretas.

En Uruguay, por la imposibilidad de edificar un museo como los de las grandes capitales, el Museo Virtual de Artes, el MUVA, sólo existe en Internet. Fue elaborado por la profesora Alicia Haber, con el apoyo del diario nacional El País. Su dirección es www.muva.elpais.com.uy.

Al dialogar con LA NACION, la creadora y curadora del museo analizó las particularidades del arte en la Red. "Nada sustituye el contacto con la obra real, pero poca gente puede viajar y ver las obras directamente. Con el MUVA se difunde conocimiento", explicó Haber.

Conocido en todo el mundo y ganador de numerosos premios, el MUVA propone disfrutar de una colección de todo lo "no visto": arte que está en los talleres o en colecciones privadas que ni los uruguayos conocen.

Según Haber, el trabajo de curadora de un museo virtual "no es esencialmente diferente de la vida real, pienso como docente en los visitantes". Las muestras adquieren un valor enciclopédico y de investigación con datos técnicos, análisis y biografía de cada artista.

De construcción ultramoderna, el MUVA fue diseñado por el arquitecto Ricardo Supparo y es un espacio interactivo que cada uno puede recorrer. Siempre dentro de la realidad virtual.

Mostrarse al mundo

Para las regiones menos conocidas, la Red es una ventana para exhibir un patrimonio escondido. La provincia de Santa Fe creó un museo virtual de la región, ArteFe, como una base de datos del patrimonio santafecino.

Proyecto de la Defensoría del Pueblo, en 2008 empezó con el relevamiento digital de las obras del Museo Provincial de Bellas Artes Rosa Galisteo de Rodríguez y del Museo Histórico Provincial Julio Marc de Rosario. ArteFe tiene un "formato elástico" y la finalidad de proponer un panorama completo de la región.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?