Un pacto con el diablo

(0)
4 de septiembre de 1998  

La ópera "Fausto", de Gounod, que se presentará en el Teatro Colón a partir del próximo martes, tendrá una versión escénica y no se ofrecerá en versión de concierto, como se llegó a suponer en algún momento.

Anteanoche Roberto Oswald, encargado de la puesta y la régie, pudo finalmente realizar el primer ensayo de luces, ya que fueron dispuestos los elementos corpóreos sobre el escenario.

Debido a que la escenografía que Oswald había creado para la puesta de 1991 se encontraba deteriorada, se había intentado reconstruirla, pero no se pudo cumplir con los tiempos preestablecidos.

Por esta razón, el propio Oswald tomo la determinación de hacer una versión simplificada de la puesta original con menos elementos en los decorados, pero sí con objetos en la escena, como por ejemplo, barriles, sillas y mesas para la escena de la taberna.

Ayer en la tarde, Oswald siguió avanzando en la preparación de la ópera, con la realización de un ensayo con el coro, y continuará hoy con los ensayos previstos.

En esta versión de la ópera de Gounod se presentarán la soprano Ana María González, en el rol de Margarita Keith Ikaia-Purdy como Fausto, Hao Jiang Ten como Mefistófeles y Gino Quilico como Valentín.

La decisión de rescatar la puesta del "Fausto"de 1991 fue decidida por Sergio Renán, por entonces director de programación del Teatro Colón, argumentando la necesidad de reducir costos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios