Suscriptor digital

Base Orcadas, primera ocupación humana de la Antártida

(0)
28 de enero de 2009  • 13:17

En 1903, William Bruce, decidió organizar una expedición científica a la Antártida. Embarcó en un viejo ballenero noruego -cuyo nombre cambió por el de "Scotia"- acompañado de 7 científicos y 25 tripulantes. El propósito principal era realizar observaciones y estudios oceanográficos en el Mar de Wedell, explorando además el archipiélago de las Orcadas del Sur, su flora y fauna.

Crédito: Parques Nacionales

Al llegar a dichas islas, separadas por un mar congelado, el buque quedó atrapado por el hielo en la isla Laurie, hasta casi fin de año. Cuando se liberó del hielo, parte de la tripulación permaneció en la isla en una precaria casa de piedra, construida con parte de los materiales de la embarcación y piedras del lugar. Se denominó "Casa Omond" (Omond House)", en homenaje a uno de los contribuyentes que financió la expedición. La otra parte del grupo se embarcó rumbo a Buenos Aires para reaprovisionarse e intentar la transferencia al Estado argentino de esa construcción junto con el observatorio magnético, con el objetivo de conseguir recursos para proseguir con la campaña.

El gobierno aceptó esta propuesta, dando inicio a la primera investigación científica, apoyada por un decreto del Presidente Julio A. Roca y las gestiones del perito Francisco Pascasio Moreno, en ese momento diputado nacional.

Es así, como en 1904, nace la Base Orcadas con la instalación de la primera estafeta postal, a cargo de Hugo Acuña y un observatorio magnético y meteorológico, atendido por personal de la Oficina Meteorológica Nacional y de la Armada Argentina. Ese fue el primer acto de soberanía argentina en la Antártida y la primera base en el continente blanco. –

Más información: Dirección Nacional del Antártico

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?