Renunció al Indec la ex directora del índice de precios Graciela Bevacqua

Se alejó definitivamente del organismo estadístico, según fue adelantado a lanacion.com; fue la primera en ser desplazada de su puesto por la intervención de Moreno; había denunciado una "campaña de persecución" del Gobierno; "no veo perspectivas de cambio", consignó en un comunicado
Francisco Jueguen
(0)
4 de febrero de 2009  • 10:36

Manipulación estadística, persecución política, intervención oficial. Si un nombre es representativo de las denuncias que sobrevuelan el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) es Graciela Bevacqua, la ex directora del Indice de Precios al Consumidor (IPC) y primera en ser desplazada del organismo por la gestión del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

Después de denunciar presiones por parte del Gobierno, la encargada de medir la inflación en los tiempos en que Felisa Miceli dirigía la cartera económica, cuando los precios comenzaban a preocupar, presentó definitivamente su renuncia el jueves pasado en el Indec. Había sido degradada laboralmente durante los últimos dos años: la matemática, especialista en estadística, trabajaba en la biblioteca del Ministerio de Economía.

Bevacqua adelantó su salida del devaluado organismo con una nota enviada a lanacion.com: "Quisiera informar que acabo de renunciar al Indec. Esta decisión obedece a que he sido relegada a un puesto (biblioteca del Ministerio de Economía) que nada tiene que ver con mi especialidad, y no encuentro ya más espacio en el Indec para desarrollarme personal y profesionalmente".

"Dado que no veo perspectivas de cambio, llegó la hora de que inicie un nuevo camino como profesional independiente, participando además de la vida académica, contribuyendo así con mis conocimientos a la sociedad desde otro lugar", agregó.

La rosarina, profesora de matemáticas, había pasado un año y medio en la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) la década del ´80 y luego volvió al organismo para dirigir el IPC desde 1992 hasta que fue desplazada el 31 de enero de 2007 por la gestión de Néstor Kirchner junto con la entonces directora de Condiciones de Vida, Clyde de Trabucchi.

Más tarde, fuentes del Indec confirmaron oficialmente a la agencia DyN que "el 29 de enero [la ex funcionaria] envió un telegrama con la renuncia a la planta permanente a la administración por parte de la profesora matemática Graciela Bevacqua".

"La funcionaria desplazada no es una funcionaria concursada, es una matemática, y se ha puesto [en su lugar] a una economista, con lo cual le estoy dando una plusvalía a la persona que se ha puesto en el cargo", había dicho Miceli en el fatídico fin de enero de 2007, al comparar a Bevacqua con la interventora oficial Beatriz Paglieri.

Meses después la ex ministra de Economía debió que renunciar por el escándalo de la bolsa de dinero que apareció en su despacho y que no pudo justificar.

Presiones. A comienzos de septiembre último Marta Nercellas, defensora legal de Bevacqua, había denunciado en diálogo con lanacion.com una "campaña de persecución" en contra de la ex directora del IPC. La funcionaria había recibido este año una denuncia penal por un supuesto aval a un ex empleado suyo que cobró horas extras mientras no se encontraba en el país entre 2005 y 2006.

Bevacqua, que decidió mantener un bajo perfil mediático, fue una de las primeras técnicas que declaró ante la Fiscalía de Investigaciones Administrativas (FIA) después de las denuncias de Manuel Garrido y del entonces fiscal Carlos Stornelli contra Paglieri. Esta funcionaria, a su vez, responde Moreno.

La abogada de Bevacqua había denunciado entonces que, tras su salida de la dirección del IPC, los responsables de la manipulación en el organismo "pusieron en forma sistemática en marcha una maquiavélica maquinaria para atacarla profesional y personalmente".

La intervención oficial en el Indec, que comenzó a el último día de enero de 2007 con el desplazamiento de Bevacqua tras negarse a modificar los datos de la inflación, generó las críticas de economistas privados, organismos internacionales, políticos opositores e incluso, de varios referentes del kirchnerismo.

A comienzos de octubre del año pasado, el jefe de Gabinete, Sergio Massa, prometió abrir las puertas del Indec con el objetivo de "transparentar" el funcionamiento del organismo. Hubo una recorrida con empresarios en la que reinó el escepticismo. Fue el primer y último encuentro.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.