Suscriptor digital

La profesión de ser siempre la villana

Siembra el terror en Por amor a vos, donde se reencontró con Andrea del Boca, a quien ya maltrataba en Papá corazón
(0)
5 de febrero de 2009  

Todos los seres humanos ensayan, alguna vez, su teoría sobre el bien y el mal. La filosofía, la religión, la moral y la experiencia propia son algunas de las herramientas a las que acuden para comprender su origen y sus efectos. Pero Liliana Simoni tiene una ventaja sobre el resto: desde niña ha encarnado a la villana de la TV y debió lidiar con criaturas miserables. Su última construcción es Selva, la desquiciada de Por amor a vos , que hace peligrar el final feliz de la tira de Pol-ka, el lunes próximo, a las 21.30.

El personaje de Simoni fue creciendo con la tira, y con él, su locura. La actriz interpreta a la hermana de Margarita (Claribel Medina), verdadera madre de León (Nicolás Cabré). Luego de muchos años de ausencia, Selva regresa con la monomanía hiperbólica de recuperar a su hijo (un poco crecido, pero así es la trama). "Estaba al filo de todo, hasta de lo ridículo. Expulsé lo perverso de ella hacia afuera. Comprendí su resentimiento y revanchismo, y dejé de lado el desprecio. E incluso por momentos le añadí una ternura desgarradora", enumera, experta, como si de una receta de cocina se tratase.

El otro regreso

"¿Qué es de la vida de Liliana Simoni?", preguntó Adrián Suar en 2008 cuando preparaba el elenco de Por amos a vos . El programador buscaba a una malvada épica, aquella que los televidentes identificasen al instante con "la mala" de la historia. Su producción tardó en encontrarla, pero la actriz no demoró en responder. La oferta era más que tentadora.

Desde hacía 10 años, la actriz, que había salido de TV para criar a sus dos hijos, estaba buscando un modo de subirse otra vez a la ola. "Me convertí en doña Rosa, una gran consumidora de novelas", confiesa esta ex niña mimada del medio, que trabajó con Marcos Zucker, Alberto de Mendoza y Miguel Argibay, entre otros.

A los 6 años debutó en Música en libertad , y luego Daniel Tinayre la eligió para interpretar a una de las tres niñas de La Mary (Gabriela Toscano y Verónica Varano eran las otras dos) y, aún angelical, fue la sobrina de Susana Giménez. Fue la revoltosa blanca palomita Azucena Flores en J acinta Pichimahuida , hasta que comenzó a desteñirse mientras crecía en Papá corazón y Andrea Celeste . Si ella era la villana, Andrea del Boca era la heroína. Lo mismo ocurrió en Por amor a vos , donde se reencontraron las dos luego de varias décadas.

Luego vinieron otras novelas, como María de nadie, El infiel, Celeste . Sus personajes allí siempre oscilaron entre la maldad y la locura. Casualmente, Desquiciadas se llamó el magazine ("un programa bizarro y vanguardista") que produjo y condujo en una señal de Vicente López, hasta que llegó la llamada de Suar.

"Yo sabía que muchos en Pol-ka no me conocían, pero nadie tiene por qué seguir mi carrera", admite Simoni, quien también estuvo apartada del Botox y de las cirugías estéticas. Sin divismos, Simoni, que tiene su propio club de fans, desea que la TV sea benévola con ella en 2009 en cualquier rol, donde incluso pueda interpretar a una dama no tan oscura. "Yo soy buena por elección. Todos podemos elegir en algún momento de nuestra vida. Y yo elijo ser mejor persona, mi amor", se despide.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?