Una mirada al vestidor de Martín Ciccioli

El estilo del hombre que confiesa que su abandono es adrede. Consejos para sumarle clase a la informalidad.
(0)
20 de febrero de 2009  • 12:22

EN CONTINUADO

No tengo la ropa clasificada en "para salir" y "para todos los días". Estoy atravesando un constant concept que traducido por mí significa: todo para todo. Con esta ropa puedo ir a hacer una nota a un basural, ir verlo a Gastón Portal a la oficina, o ir a la radio o a un evento.

PARECIDO A SI MISMO

Cuando estoy en zapatillas, generalmente uso Adidas. Tengo más de doscientos buzos con capucha y miles de jeans. No juego mucho con la ropa y siempre estoy medio parecido, será porque no salgo jamás de la gama de los grises, azules y negros.

REGALOS CON ESTILO

Trabajar en televisión te hace perder el hábito de construir un estilo propio, porque las marcas te regalan un montón de cosas. Aunque ir de shopping es una actividad que genera satisfacción, nunca me compro ropa. El gran desafío sería no trabajar en tele por un par de años, a ver qué pasa.

HOOLYWOODENSE POR ADOPCIÓN

Siempre me manejé dentro de los marcas clásicas como Levi’s y Adidas. Después aparecieron las vestuaristas de Palermo Hollywood con todos sus locales y me fui por la tangente. Ahora uso bastante la ropa de Bolivia, porque es una marca que refleja bastante bien mi estilo.

UN ESCUDO TEXTIL

Me encariño mucho con algunas prendas. La campera que llevo puesta ahora es bastante vieja y la quiero porque me acompaña a todas las que yo llamo "notas hard". Cuando me la pongo, me siento protegido, es como mi chaleco antibalas.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?