Las crías aprenden de sus madres dónde comer

Esto permite conocer qué zonas eligen
(0)
15 de febrero de 2009  

Un equipo de biólogos de la Universidad de Utah (EE.UU.) y del Instituto de Conservación de Ballenas (ICB), en nuestro país, descubrió que las crías de ballena franca aprenden de sus madres dónde encontrar alimento.

Para eso, el equipo dirigido por el biólogo argentino Luciano Valenzuela, analizó la dieta y el material genético de la piel de pares madre-cría. Los resultados se publican hoy en Molecular Ecology .

"Las ballenas francas del Atlántico Norte se alimentan con un patrón similar y los científicos tienen acceso a sus áreas de alimentación, pero nosotros no sabíamos dónde lo hacen las ballenas del Atlántico Sur. Para poder estudiarlo, tuvimos que usar una combinación de técnicas", dijo Luciano Valenzuela, que integra el equipo de investigación del ICB. El estudio es su tesis doctoral en la Universidad de Utah.

El equipo, en el que también participaron los doctores Vicky Rowntree (profesora asociada del Departamento de Biología de la Universidad de Utah) y Mariano Cironi (director científico del ICB), analizó el ADN materno y lo comparó con información alimentaria obtenida a través de la identificación de distintas formas o isótopos de sustancias químicas presentes en muestras de la piel. Ambas técnicas, que el equipo utilizó juntas por primera vez, les permitió determinar que las madres, sus crías y otros integrantes de la "familia extendida" de esos pares analizados comían en el mismo lugar.

"Las ballenas francas australes consumen cantidades enormes de alimento y tienen que viajar largas distancias para encontrar la cantidad necesaria de sus pequeñas presas -dijo Jon Seger, profesor de biología en Utah y coautor del trabajo-. El estudio muestra que son las madres quienes les enseñan a sus bebes durante su primer año de vida adónde ir a alimentarse en la inmensidad del océano."

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.